Matan a diez niños en Yemen

PRESUNTO BOMBARDEO SAUDITA DESTRUYO UNA ESCUELA

Un bombardeo aéreo contra una zona controlada por los rebeldes hutíes golpeó una escuela y mató a 10 niños -todos entre 8 y 15 años- e hirió a otros 28 en el norte de Yemen, denunció hoy Médicos Sin Fronteras (MSF), mientras el movimiento insurgente responsabilizó directamente a la vecina Arabia Saudita, la única fuerza que ataca desde el aire en el país.
La organización MSF, una de las pocas internacionales que siguen en el terreno tras un año y medio de guerra y bloqueo total, no acusó a ninguna fuerza beligerante del bombardeo de ayer; sin embargo, la zona de Saada, en el norte del país, ha sido un blanco recurrente de ataques aéreos de Arabia Saudita, aliada del gobierno derrocado, en los últimos meses, según la agencia de noticias EFE.
A finales de marzo de 2015 y tras el triunfo del movimiento rebelde hutí sobre gran parte del país más pobre del mundo árabe, Arabia Saudita, uno de los más férreos aliados de Estados Unidos en Medio Oriente, armó una inédita coalición de 10 Estados árabes para restituir al presidente reconocido por la comunidad internacional, Abdo Rabu Mansur Hadi.
Desde entonces los bombardeos aéreos de la coalición regional y los combates en el terreno entre los rebeldes hutíes y sus aliados, las tribus y las milicias pro Hadi, y grupos armados radicales como Al Qaeda y el Estado Islámico convirtieron a gran parte del país en un campo de batalla y dejaron más de 6.500 muertos, más de la mitad civiles.

Catástrofes.
En sólo 25 años, Yemen, un país de 26 millones de habitantes, sufrió una guerra civil, uno de los episodios más intensos de la llamada Primavera Arabe, un levantamiento armado separatista, una campaña de bombardeos de drones estadounidenses aún en curso y, ahora, este conflicto regional.
Además del bombardeo aéreo contra la escuela de Saada, en el norte, los rebeldes hutíes denunciaron que aviones sauditas atacaron varios blancos en la capital del país, Sanáa, justo en el mismo momento en que el Parlamento yemení se reunió por primera vez desde que los insurgentes tomaron la cuidad hace dos años.
El sábado una parte de los diputados aprobó un nuevo gobierno hutí, en abierto desafío a Hadi y su gobierno en el exilio.
Este gesto sucedió además apenas una semana después de que las negociaciones de paz auspiciadas por la ONU fueran aplazadas, luego de no conseguir ningún logro concreto.
En medio de este impasse diplomático, Arabia Saudia continua bombardeando Yemen y las fuerzas leales a Hadi, que pelean contra los rebeldes hutíes en el terreno, siguen avanzando. Hoy lograron recuperar el control de la ciudad de Zinjibar, en el sur del país, que estaba en manos de la milicia Al Qaeda en la península Arábiga, la filial local de la aún influyente red internacional. (Télam)

Compartir