miércoles, 13 noviembre 2019
Inicio El Mundo May se reunió con Trump

May se reunió con Trump

AMBICIOSO ACUERDO COMERCIAL TRAS EL BREXIT

La primera ministra británica, Theresa May, aseguró ayer que ella y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aspiran a lograr «un ambicioso acuerdo comercial» tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).
May hizo este anuncio en una rueda de prensa al término de una reunión entre ambos, en el marco de la visita de Estado que el mandatario estadounidense comenzó el lunes y que el martes se vio envuelta en protestas en su contra que convocaron a una verdadera multitud en la céntrica plaza Trafalgar.
Por su parte, Trump coincidió en que ese eventual pacto «tiene un tremendo potencial», será «fenomenal» y puede ampliar «dos o tres veces» el intercambio comercial que actualmente mantienen los dos territorios, valorado en 240.000 millones de dólares en 2018, informó la agencia de noticias EFE.
May y Trump se reunieron en la residencia oficial de la primera ministra, en el número 10 de Downing Street, en la segunda jornada de la visita de Estado del presidente al Reino Unido que empezó con un banquete ofrecido por la reina Isabel II.
En la reunión, en la que estuvieron acompañados de sus respectivos asesores, los mandatarios conversaron también sobre la crisis con Irán y la guerra comercial con China, en particular las restricciones impuestas por Washington sobre la empresa de telecomunicaciones Huawei.
Al inicio de su visita, el líder republicano mostró su apoyo a candidatos partidarios de un Brexit duro (sin acuerdo con la UE), como el antiguo ministro Boris Johnson, con quien mantuvo una conversación telefónica de unos 20 minutos «constructiva», según fuentes cercanas al británico.
La reunión entre May y Trump coincidió con una protesta masiva contra su visita en las calles de Londres, que el presidente dijo «no haber visto» y atribuyó a las «noticias falsas» que en su opinión circulan sobre él.

Protesta.
Mientras hablaban, decenas de miles de manifestantes tomaban el centro de Londres. Una cuenta atrás precedió al alzamiento de un enorme globo representando a un furioso «bebé Trump» de color naranja y con pañales, que ya había causado furor en las multitudinarias manifestaciones del año pasado, en ocasión de una visita de trabajo del presidente estadounidense.
También circuló por Londres un robot gigante que parodia al gobernante, mientras tuitea sentado al tiempo que prorrumpe exabruptos como «fake news!!» (noticias falsas) o «I’m a very stable genius» (Soy un genio muy equilibrado), con un audio que emite su voz.
«Sus políticas son terribles (…) pero él mismo, es horrible. Es simplemente vil. Ofreciéndole una visita de Estado parece que estamos de acuerdo con él, así que queremos decirle ¡no eres bienvenido, vete a casa!», dijo una manifestante.
Finalmente, quien se sumó a las críticas contra el mandatario estadounidense fue el alcalde de Londres, Sadiq Khan, quien aseguró que aunque es «muy importante» tener buenas relaciones con Estados Unidos, su presidente «se comporta como un niño de once años» al recurrir a «insultos» para defender sus argumentaciones políticas.

Sueño.
Trump, de 72 años, fue capturado por una cámara de televisión aparentemente dormido durante las palabras previas de la Reina en el banquete en su honor, reportó The Mirror.
En el clip que recorre las redes sociales se puede ver al magnate sentado entre su la reina Isabel y Camilla, la duquesa de Cornualles.
Pero fue mientras la Reina, de 93 años, habló de la estrecha relación entre el Reino Unido y Estados Unidos alrededor de la mesa del gran salón de banquetes, que se puede ver al magnate cerrando repetidamente los ojos por un breve momento.
En un momento dado, de repente se sobresalta. No tardó mucho para que los usuarios en las redes sociales salieran a su burla: «Dios mío, se está quedando dormido en la cena real».
(Télam y AFP)