México negó presiones de EE.UU.

POR LA EXTRADICION DE EL CHAPO GUZMAN

El gobierno de México negó ayer que esté recibiendo presiones de Estados Unidos para que disponga la extradición a este país del recientemente recapturado capo narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán.
“Ellos saben que hay un proceso de una juez, que se inició ya hace muchísimo tiempo”, afirmó el secretario de Gobernación (ministro del interior), Miguel Osorio.
“Vamos a tener información importante para resolver lo que este criminal hacía en nuestro país; lo han pedido (en extradición) y, si pasa el proceso legal correspondiente, no tenemos ningún inconveniente”, agregó el funcionario.
Osorio negó que en México haya temor por lo que Guzmán pudiera eventualmente revelar ante tribunales estadounidenses pero reiteró que el proceso legal de la extradición puede llevar de uno a seis años.
“Cuando dicen que si se va puede revelar algunas complicidades, este gobierno no tiene problema; si señala a alguien, que lo señale, seguramente no será de este gobierno”, dijo el ministro.
“Y si lo hace, no tendrá con qué comprobar, porque hemos demostrado que aplicamos la ley, que lo hemos detenido en dos ocasiones y vamos a evitar obviamente su fuga”, subrayó.
Osorio aseguró que en las últimas dos ocasiones en que fue detenido en México, Guzmán no mencionó a políticos ni militares que supuestamente lo hayan protegido a él o a su organización. “Ni en la ocasión pasada ni en esta ha hecho algún señalamiento al respecto”, sostuvo el secretario.

Captura.
Guzmán fue capturado por tercera vez el 8 de enero pasado, tras haber fugado en julio de 2014 de la cárcel de máxima seguridad El Altiplano, donde había estado recluido 17 meses tras su segunda aprehensión.
El funcionario dijo que durante todo ese tiempo, el gobierno estuvo investigando las redes logísticas y financieras del cartel de Sinaloa que dirige Guzmán, y prometió que la Procuraduría General de la República (PGR) presentará pronto los resultados de esa indagación.
El ministro añadió que luego de esas investigaciones y de las capturas de Guzmán, el cartel de Sinaloa “es otro, totalmente”. (Télam)