“Michael” se acerca a Florida y podría causar una “devastación total”

Florida, en estado de emergencia declarado por el presidente Donald Trump, se preparaba este miércoles para recibir al huracán que alcanzó la categoría 4 y se convirtió en un fenómeno “extremadamente peligroso” para la población.

El impacto del “monstruoso” huracán Michael podría llevar “devastación total” al noroeste del estado estadounidense cuando toque tierra en las próximas horas en esta zona conocida como el “mango” de Florida, cerca de la frontera con Alabama, antes de seguir luego su camino hacia el Atlántico.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) dijo que el huracán de categoría 4 -en una escala de 5-, va acompañado de vientos máximos sostenidos de 210 km/h. Se espera una marejada ciclónica de hasta cuatro metros en algunas áreas, dijo el centro.

Por otro lado, el Servicio Meteorológico Nacional en la capital del estado, Tallahassee, emitió un dramático llamamiento para que las personas cumplan con las órdenes de evacuación.

“El huracán Michael es un fenómeno sin precedentes y no puede compararse con ninguno de los anteriores. No arriesgue su vida, váyase AHORA si se le pidió hacerlo”, recalcó.

El gobernador Rick Scott urgió la madrugada del miércoles a la población a obedecer las órdenes de evacuación.

“Las decisiones que usted y su familia tomen en las próximas horas pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte”, escribió en Twitter.

Más temprano, el gobernador dijo que Michael podría ser “la tormenta más devastadora que haya afectado Florida en décadas”.

Será “la más poderosa en más de cien años” en algunas regiones, advirtieron los servicios de urgencia del estado en Twitter en la noche del martes.

“Es su última oportunidad para prepararse para esta tormenta monstruosa y mortal”, había dicho también Scott en una rueda de prensa previa.

A las 6 Michael estaba unos 290 kilómetros al sur de Panama City y se desplazaba hacia el norte a una velocidad de unos 19 km/h. (NA).