Miles de guatemaltecos adhieren a paro nacional

EXIGEN LA RENUNCIA DEL PRESIDENTE

Miles de guatemaltecos salieron ayer a las calles para exigir la renuncia del presidente Otto Pérez Molina, acusado de liderar la red de defraudación aduanera, por la que ya está presa la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, reclamo al que se sumaron la Procuraduría, la Contraloría, empresarios, universidades y las entidades de campesinos, estudiantes y trabajadores convocantes del paro general de ayer.
En un giro sorprendente, la Procuraduría General de la Nación (PGN) que representa jurídicamente al Estado, pidió al presidente Pérez Molina que presente su renuncia.
El escueto comunicado difundido anoche (miércoles) le recomendó “presentar su renuncia al cargo con el fin de evitar la ingobernabilidad que traiga como consecuencia la inestabilidad de la nación”, planteo que ayer reiteró la procuradora María Eugenia Villagrán en conferencia de prensa.
La Contraloría General de Cuentas, el ente auditor de las cuentas del Estado, exhortó en otro comunicado que “en aras de mantener la paz social y ante las demandas de distintos sectores de la población, presente de manera inmediata su renuncia para evitar mayores incidentes sociales de consecuencias insospechables”, además, autorizó a sus empleados a participar en el paro nacional.
Ambas instituciones se suman a la universidad pública que no sólo suspendió ayer sus actividades sino que convocó a la que se espera sea la marcha principal del día, que partió de sus instalaciones y llegará al Palacio de Gobierno donde confluirá con las convocadas por las universidades privadas, que tampoco abrirán sus puertas, al igual que la mayoría de los colegios privados de la capital.
El Comité Coordinador de Asociaciones Comerciales, Industriales Financieras y Agrícolas de Guatemala (Cacif), la organización empresarial más importante del país, que pidió la renuncia del presidente hace una semana, igual que las iglesias Católica y Evangelista, ayer se sumó al paro nacional, y el pequeño comercio y las distribuidoras adhirieron a la huelga. (Télam)