Miles de palestinos marchan en Belén

EN EL 26° ANIVERSARIO DE LA DECLARACION DE INDEPENDENCIA

Miles de palestinos marcharon ayer por las calles de Belén para conmemorar el Día de la Independencia Palestina y el 10° aniversario de la muerte del líder palestino Yasser Arafat.
Una enorme columna de manifestantes marcharon por las principales calles de la ciudad santa ondeando banderas palestinas y de la organización política Al Fatah.
La movilización comenzó en el complejo gubernamental, cerca del campamento de refugiados de Duheisha, pasó por la oficina central de Al Fatah y finalizó en la Iglesia de la Natividad, en el centro histórico.
El 15 de noviembre de 1988, los líderes palestinos dirigidos por Arafat declararon la existencia de un Estado dentro de las fronteras de 1967 y apostaron por una solución política, pacífica y negociada con Israel, bajo la premisa de dos estados vecinos que coexistan en paz y seguridad con Jerusalén como capital compartida.

“Compromiso histórico”.
Anunciado como un “compromiso histórico”, el movimiento implicaba que los palestinos estarían de acuerdo en aceptar sólo el 22% de la Palestina histórica a cambio de la paz con Israel.
“Israel respondió colonizando más nuestra tierra y afianzando su control sobre la Cisjordania ocupada, incluido Jerusalén este y la Franja de Gaza. La posibilidad de una solución de dos estados se está desvaneciendo rápidamente”, sostuvo hoy la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en un comunicado.
“La comunidad internacional debe actuar con decisión con el fin de salvar la solución de dos Estados. El reconocimiento de la comunidad internacional de un Estado de Palestina en todos los territorios ocupados por Israel en 1967 sería un primer paso importante”, agrega el documento difundido por la agencia palestina de noticias Maan.

Apropiación de tierras.
Mientras que las principales ciudades palestinas han experimentado un auge en los 26 años desde la declaración de “independencia”, la confiscación israelí de tierras en las regiones fronterizas ha continuado sin cesar.
El año pasado, el Banco Mundial estimó que el control israelí sobre la zona C (el 61% de Cisjordania, bajo control militar y administrativo de Israel) le cuesta a la economía palestina alrededor de 3,4 mil millones de dólares al año, o más de un tercio del PBI de la Autoridad Palestina.
“La comunidad internacional debe prohibir todos los productos de los asentamientos israelíes, despojarse de todas las empresas que participan directa o indirectamente en la ocupación israelí y tomar todas las medidas posibles con el fin de hacer a Israel, responsable de sus violaciones diarias a los derechos palestinos y el derecho internacional”, agrega la OLP.
Según cálculos palestinos, en estos 26 años, la apropiación de tierras palestinas ha aumentado y el número de colonos judíos que viven en zonas ocupadas se ha multiplicado por tres “de los 189.900 a los actuales 600.000”.

Denuncias.
Organizaciones israelíes de defensa de los derechos humanos, como “Peace Now” o Betselem, han denunciado que estas colonias, ilegales de acuerdo con la ley internacional, se han construido bajo un plan que impide la continuidad territorial y por tanto la gestión del Estado de Palestina. (Télam)