Negó las acusaciones

El vicepresidente del Parlamento británico, Nigel Evans, detenido el sábado por presunto abuso sexual contra dos hombres, calificó ayer las denuncias como “completamente falsas”.
En una conferencia de prensa, aseguró que conoce a los dos denunciantes a quienes “hasta ayer consideraba amigos”.
Nigel Evans, diputado por el partido conservador, al igual que el primer ministro David Cameron, señaló que no entiende por qué presentaron estas denuncias.
El diputado, que el sábado fue interrogado por la Policía y luego liberado bajo fianza, precisó que una de las denuncias se remonta a hace cuatro años y que la semana pasada se encontró con uno de los denunciantes en un entorno social.
El conservador fue detenido el sábado sospechado de haber abusado sexualmente de un hombre y de haber agredido a otro entre julio de 2009 y marzo de 2013 en Pendleton, condado de Lancashire.
Fue interrogado durante algunas horas y luego recuperó su libertad bajo fianza hasta el 20 de junio mientras continúan las investigaciones, informó la Policía del condado a la agencia de noticias Efe.
Los cargos de los que se le acusa fueron presuntamente cometidos contra dos hombres de unos 20 años.
La noticia cayó como una bomba en el Parlamento y el gobierno británicos ya que Evans ocupaba un escaño legislativo desde 1992 y la Vicepresidencia de la Cámara Baja hace tres años. Era públicamente conocido que el vicepresidente de los Comunes era gay.
Él mismo lo había revelado en diciembre de 2010 diciendo que estaba cansado de esconderse y de recibir “cartas anónimas amenazantes de adversarios políticos”.
Evans había declarado que no deseaba que “otros diputados se encontraran ante situaciones de este tipo” y que no quería vivir “en la mentira”. (Télam)