“No habrá segundo referendo”

BREXIT: SALIDA DEL REINO UNIDO DE LA UNION EUROPEA

El gobierno británico no tiene intención de celebrar un segundo referendo sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea, conocida como Brexit, pese a las crecientes solicitudes en ese sentido, anunció un vocero de la primera ministra Theresa May.
La afirmación de la mandataria conservadora surgió tras las declaraciones del ex líder del UKIP, Nigel Farage, quien sostuvo que podría ser necesario realizar una segunda consulta sobre la salida de la UE.
En declaraciones a un programa televisivo Farage dijo que una segunda votación demostraría nuevamente el respaldo de la gente por la salida de la UE, e incluso habría mayor cantidad de votos y de esta forma se resolvería el problema.
El 23 de junio de 2016, el 52 % de los británicos votó para abandonar la UE contra un 48 % que se pronunció por la permanencia.
La primera ministra insistió con que un segundo referendo sería una traición a los votantes y que también conduciría a un mal acuerdo en las negociaciones de salida.
Pero las posiciones sobre renunciar al Brexit o al menos convocar a otro referendo están aumentando en el Reino Unido, incluida la de Tony Blair.
Los demócratas liberales y otros destacados activistas argumentan que se debe dar voz a los votantes una vez que finalicen las negociaciones del Brexit.
Las últimas encuestas también mostraron que el número de votantes a favor de la permanencia creció en más de 10 por ciento en relación a los partidarios de abandonar la UE debido al conocimiento del impacto negativo que ya está teniendo el Brexit en la economía.

Financieras.
Asimismo, May mantuvo una reunión con altos ejecutivos de compañías financieras internacionales en la que les pidió que defiendan la posición de Londres como centro financiero de Europa, informó en un comunicado Downing Street, despacho oficial de la jefa de Gobierno, citado por EFE.
Londres y Bruselas acordaron en diciembre las condiciones de salida del Reino Unido de la UE y negocian ahora la futura relación económica.
Sin embargo, un estudio realizado por economistas del Cambrige Econometrics para el alcalde de Londres, Sadiq Khan, alertó que el Reino Unido podría perder hasta 120.000 puestos de trabajo en servicios financieros y otros 350.000 en otros sectores en una década si en marzo de 2019 abandona la UE sin un acuerdo que regule el comercio de la era post-Brexit.
Un Brexit no regulado podría costarle también al país unos 50.000 millones de libras en pérdida de inversiones y la desaparición de 87.000 empleos solo en Londres hasta 2030, señaló el estudio. (Télam)