“No puedo decir cuándo va a reabrir”

CIERRE DE LA CASA BLANCA HIZO CAER LAS BOLSAS EN EL MUNDO

El cierre parcial del Gobierno de Estados Unidos alcanzó ayer su cuarto día consecutivo, después de haber provocado fuertes caídas en los mercados y sin un acuerdo a la vista sobre los fondos que el presidente Donald Trump reclama para su muro con México.
WASHINGTON
El Senado, que en este caso lleva el liderazgo para el presupuesto, se reunirá mañana por la tarde para tratar de reabrir la Administración, pero ni la Casa Blanca ni la oposición demócrata están dispuestos a ceder, por lo que el bloqueo podría prolongarse hasta enero de 2019. “No puedo decir cuándo va a reabrir”, reconoció ayer Trump. “No (reabrirá) hasta que tengamos un muro, una valla, como quieran llamarlo. Lo llamaré como ellos quieran. Pero es todo la misma cosa. Es una barrera contra la gente que llega a nuestro país. Es una barrera contra las drogas. Hay un problema que se llama tráfico de personas, no vamos a dejar que eso suceda”, afirmó.
Trump volvió a insistir en que el Congreso debe incluir en el presupuesto 5.000 millones de dólares para el muro; pero los demócratas siguen negándose a ceder y, por el momento, solo están dispuestos a destinar 1.300 millones a seguridad fronteriza, aunque con restricciones que impiden la construcción de la barrera. Además, el presidente adelantó que en enero visitará algunos tramos de la verja fronteriza que separa a EE.UU. y México y que fueron construidos antes que llegara al poder.

Caos.
En un comunicado, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, y la líder en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, afirmaron que el acuerdo es difícil porque la Casa Blanca no tiene una posición unificada y, cada funcionario ofrece una visión distinta sobre lo que Trump podría llegar a aceptar. Asimismo, los demócratas han acusado al mandatario de estar “sumergiendo al país en el caos” debido a sus ataques a la Reserva Federal (Fed), la reciente dimisión del general James Mattis como secretario de Defensa y el cierre de la Administración, que comenzó en la medianoche del viernes.
La Bolsa neoyorquina no operó ayer por ser Navidad; pero las bolsas de Tokio y Shanghai sufrieron el impacto del desplome que experimentaron el lunes todos los indicadores de Wall Street.
De acuerdo con los analistas, las bolsas reaccionaron mal ante las conversaciones que mantuvo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, con los directores de los seis principales bancos del país. Tampoco ayudó que, en medio de la jornada bursátil, Trump arremetiera contra la Fed, que consideró el “único problema” de la economía de EE.UU.
El mandatario cree que el gradual ajuste monetario defendido por la Fed amenaza la aceleración de la economía estadounidense y no ha dudado en criticar al organismo, rompiendo con el tradicional respeto que la Casa Blanca ha expresado por la independencia del banco central. (Télam)