Inicio El Mundo Nueva movilización Popular en Haití contra el gobierno

Nueva movilización Popular en Haití contra el gobierno

EL 7 DE FEBRERO LA CAPITAL SE VIO PARALIZADA POR LOS MANIFESTANTES

La gestión de Jovenel Moise es ampliamente criticada, y activistas políticos lo acusan también de estar implicado en el caso de malversación de fondos de Petrocaribe, programa energético de cooperación que debía atender las insuficiencias del país en materia energética, educacional, de infraestructura y salud. Las protestas de ayer demandaron además la creación de un gobierno transitorio y la conformación de una Conferencia Nacional, así como la disminución de los precios de los productos de primera necesidad.
Mientras el mandatario reitera su postura de diálogo e instala un comité facilitador para este proceso, la oposición se mantiene firme en su negativa de entablar negociaciones con la actual administración. Para el ex candidato presidencial, Chavanne Jean Baptiste, el tiempo de diálogo ya terminó, aunque alerta que es momento de buscar nuevas alternativas para la dirección del país.

Movilizaciones.
Las protestas llegaron a varias ciudades de Haití, que estaban en tregua desde hace unas semanas, luego que el 7 de febrero estallara un movimiento de movilizaciones que mantuvo paralizada a la capital y otras ciudades. De acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, al menos 26 personas murieron y otras 77 resultaron heridas, aunque la oposición de Haití sostiene que fueron unos 50 fallecidos y cientos de heridos.
La operación, llamada por sectores contrarios Bloqueo del País, también afectó los servicios básicos como el suministro de agua, electricidad y el acceso a la salud, aunque no logró la renuncia de Moise, quien cuenta con el apoyo de la comunidad internacional y un sector de la oligarquía.

Alternativas.
Ante la crisis actual, activistas urgen a buscar nuevas alternativas políticas. El coordinador del Movimiento Popular Paysein, Chavannes Jean Baptiste, señaló que la oposición es incapaz de ponerse de acuerdo sobre una alternativa común. ‘Estamos diciendo las mismas cosas, pero no podemos decirlas en una solo voz’, expresó el agrónomo, para el cual ya no es posible un diálogo con el jefe de Estado.
Como medida para enfrentar la profunda crisis que hoy experimenta el país, Moise propuso un nuevo diálogo nacional, con todos los sectores, que permita buscar soluciones a las principales problemáticas. Esta postura es rechazada por varios grupos opositores, que aseguran que la crisis actual solo será solventada con la instauración de un nuevo Gobierno y la celebración de una Conferencia Nacional, mientras convocan a nuevas protestas contra el poder. Para Jean Baptiste los siguientes pasos deben ser cautelosos y bien pensados, pues el escenario puede ser propicio para la imposición de fuerzas por parte de la oligarquía haitiana, que controla los principales negocios del país.

Apoyo estadounidense.
Moise continúa en el poder, con el apoyo del imperialismo (Estados Unidos), por una parte y, por otra, hay un sector de la oligarquía que se está beneficiando de todo en este Gobierno, alertó el activista. También descartó las afirmaciones de expertos, que advierten de otra posible intervención de Estados Unidos en Haití en un contexto de desestabilización sociopolítica, tal como ocurrió en 1915 con la ocupación norteamericana, y más recientemente en 2004. ‘No pensamos que, en este momento, con todos los problemas que tiene (Donald) Trump a nivel internacional, pueda hacer una intervención militar en Haití’, enfatizó. (Prensa Latina)