Nuevo acuerdo de paz

CRECE LA EXPECTATIVA EN COLOMBIA

El nuevo acuerdo de paz que firmarán hoy el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) será sometido a votación en el Congreso la semana próxima, anunció ayer el presidente del Senado, Mauricio Lizcano, mientras la oposición, que lo rechaza pese a la gran cantidad de sus objeciones que fueron incorporadas, llamó a la “resistencia civil” y dijo que la verdadera refrendación se dará en las elecciones presidenciales de 2018.
El parlamentario dijo que es posible que la votación se haga el martes en el Senado y el miércoles en la Cámara de Representantes, después de un debate en el que participarán todas las bancadas y en el que no tendrán representación las FARC.
Lizcano dijo que el Congreso será citado el jueves para ese debate, después de que el presidente Juan Manuel Santos y el jefe de las FARC, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, suscriban el acuerdo de paz en una ceremonia en el Teatro Colón, a las 11 de la mañana (las 13 de la Argentina) a pocas cuadras del palacio presidencial, en pleno centro de Bogotá.
Según Lizcano, el Congreso es la institución adecuada para refrendar el pacto, después de que el gobierno desistiera de someter el acuerdo a un segundo plebiscito, ante los riesgos de que caiga la frágil tregua vigente por la violencia que ha recrudecido con el asesinato de decenas de dirigentes sociales y campesinos en los últimos meses.
“Está claro que el Congreso, por la cláusula de competencia, es el representante del pueblo y tiene la facultad de refrendar este tipo de acuerdos, y por supuesto está totalmente blindado jurídicamente”, dijo el senador.
Agregó que “en estos debates de control político, tanto en la Cámara de Representantes como en Senado participarán todos los sectores políticos y están invitados los líderes del Sí y los del No (en el plebiscito de pasado 2 de octubre). La refrendación no es una obligación del gobierno, es simplemente una decisión política”, aclaró.
El acuerdo de paz es defendido por los partidos de la coalición gobernante de centro-derecha Unidad Nacional, con el respaldo de partidos independientes y de la oposición de izquierda.
El único partido que se opone al acuerdo es el de derecha radical Centro Democrático. (Télam)

Compartir