Nuevo revés judicial para Assange

Un tribunal de apelación de Suecia mantuvo ayer la orden de arresto dictada en 2010 contra el fundador del portal WikiLeaks, Julian Assange, por un supuesto delito de violación en grado menor, que motivó la apertura de una investigación preliminar en este país.
El fallo reafirma la decisión adoptada hace cuatro meses por un tribunal de primera instancia, que consideró que Assange -refugiado en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012 para evitar su extradición a Suecia- sigue siendo sospechoso y que existe riesgo de que quiera evitar un juicio o una hipotética pena.
La defensa de Assange, que ya había pedido hace dos años sin éxito que fuera anulada la orden, presentó una nueva solicitud ante los tribunales suecos en febrero, poco después de que un panel de la ONU concluyera en un informe que su detención era arbitraria e instara a Reino Unido y Suecia a acabar con ella.
“En opinión del tribunal, no hay impedimento para que Assange pueda interrumpir su estancia en la embajada de Ecuador. Su estancia no es una privación de libertad y no debe tener importancia en la cuestión de la proporcionalidad”, consta en el fallo del tribunal de apelación de la ciudad de Svea difundido por EFE.
La corte reconoció que tanto el tiempo transcurrido desde la emisión de la orden como la “anterior” pasividad de los fiscales son argumentos para eliminarla, aunque el delito “relativamente serio” del que es sospechoso y el “gran interés público” en la investigación apuntan en la dirección contraria.
El dictamen, que puede ser recurrido al Tribunal Supremo, señala además que se han tomado “medidas activas” para poder realizar el interrogatorio a Assange. (Télam)

Compartir