Nuevo tiroteo contra policías en EE.UU.

En un episodio poco claro, tres policías murieron ayer en un tiroteo cerca de una comisaría de la ciudad estadounidense de Baton Rouge, en el estado de Luisiana, la misma en donde hace algunos días se registró un nuevo caso de gatillo fácil de un oficial blanco contra un ciudadano negro en un hecho que desató protestas raciales y reavivó la tensión en el país.
En conferencia de prensa, el jefe de Policía de Baton Rouge, Carl Dabadie, informó que tres policías fallecieron y tres fueron heridos, uno en estado crítico, luego de enfrentarse a un atacante con un rifle de asalto.
Las autoridades de la ciudad y el estado de Luisiana anunciaron que el agresor fue abatido en el enfrentamiento y, según las cadenas CBS y CNN, fue identificado como Gavin Eugene Long, un ex marine que ayer cumplía 29 años de edad y era residente de Kansas City.
El tiroteo reactivó el clima de tensión racial y política que se vive en Estados Unidos en los últimos meses, principalmente por nuevos casos de gatillo fácil contra jóvenes negros y por el reciente ataque contra un grupo de policías en Dallas.

Obama.
En un mensaje a todo el país, el presidente de Estados Unidos Barack Obama dijo que “esto ha sucedido con demasiada frecuencia” que “nada justifica la violencia contra las fuerzas de seguridad” y que “los ataques a la policía son ataque a todos nosotros”.Obama llamó a los estadounidenses a “centrarse en estar unidos” y “templar las palabras y abrir nuestros corazones” sin importar la ideología política, en referencia a la celebración inminente de las convenciones de los dos grandes partidos, que “tienden a calentar la retórica política”, dijo.
“Todos tenemos que enfocarnos en palabras y acciones para unir este país” agregó en su mensaje a la nación y concluyó que “se hará justicia”.

Trump.
Este nuevo tiroteo coincidió con la víspera del inicio de la Convención Nacional Republicana en Cleveland, Ohio, en la que uno de los dos principales partidos políticos del país elegirá a su candidato presidencial en un evento que Washington ya elevó a rango de interés de seguridad nacional.
Sin perder el ritmo de campaña, Trump repudió el ataque de ayer vía Twitter. “¿Cuántos oficiales y personas tienen que morir por la falta de liderazgo en nuestro país? Demandamos ley y orden”, escribió en su cuenta de Facebook.
La candidata demócrata Hillary Clinton, por su parte, dijo que “el devastador asalto a los policías de Baton Rouge es una taque a todos nosotros”.

Motivos.
Se desconocen los motivos del tiroteo, pero inmediatamente los medios locales recordaron que el incidente se produjo días después de que durante una protesta contra dos nuevos casos de violencia policial en el país -uno de ellos registrado precisamente en Baton Rouge- un ex soldado negro mató a cinco policías en Dallas.
En un comunicado más temprano ya Obama, quien había llamado a la unidad nacional y racial durante el memorial realizado en honor de los agentes muertos en Dallas, condenó el ataque en el “sentido más fuerte de la palabra” y dijo que “no hay justificación para la violencia contra las fuerzas de seguridad”.
Obama, que ofreció por teléfono todo el apoyo del Estado federal al gobernador de Luisiana, pidió “que no haya errores, que se haga justicia”.
“Si bien no sabemos claramente los motivos del ataque, son la obra de cobardes que no hablan por nadie (…). Estos ataques a servidores públicos, en un Estado de Derecho, y a una sociedad civilizada, tienen que parar”, reclamó el mandatario.

Tiroteo.
El tiroteo se produjo durante la mañana de ayer en las inmediaciones de la comisaría de policía de la ciudad y, según dijeron fuentes de la investigación a la cadena de televisión CNN, los agentes habían recibido una llamada que advertía de la presencia de “un individuo sospechoso armado con un fusil de asalto caminando por la autopista Airline”, que pasa frente al cuartel policial.
A la llegada de los policías del distrito este de la ciudad comenzó el tiroteo, en lo que parecía una emboscada a los uniformados, según las autoridades.
Las cadenas televisivas mostraron imágenes en las que se escuchaban los tiros y luego a las fuerzas de seguridad acordonando la zona y varias unidades de fuerzas especiales de los SWAT rodeando el lugar. (Télam)

Compartir