Nuevo pedido de investigación

ESPIONAJE INTERNO EN PERU

La primera ministra de Perú, Ana Jara, anunció ayer que pedirá una investigación judicial sobre la desactivada Dirección Nacional de Inteligencia (Dini), luego de que la prensa local revelara que ese organismo recopiló información confidencial sobre cientos de ministros, legisladores, empresarios y periodistas.
Jara afirmó que solicitará que la denuncia periodística “sea investigada” para “verificar que no se haya cometido un exceso en las facultades que tiene la Dini en su labor de contrainteligencia”.
El presidente Ollanta Humala decretó el 1 de este mes el cierre por 180 días de la Dini para reestructurarla, después de que a comienzos de este año se denunciaran acciones de espionaje ilegal a opositores, empresarios e incluso a la vicepresidenta Marisol Espinoza.
En ese contexto, la revista Correo Semanal publicó ayer un informe que sostiene que la Dini rastreó datos sobre propiedades, reportes crediticios y antecedentes judiciales de alrededor de un millar de ciudadanos, entre ellos ministros, legisladores, empresarios y periodistas.
Según esa nota, agentes de la Dini realizaron más de 100.000 búsquedas de datos en la Superintendencia Nacional de Registros Públicos (Sunarp) y otros organismos estatales acerca de inmuebles, vehículos y empresas de ministros, legisladores, políticos opositores, empresarios, periodistas, militares y policías.

Personas espiadas.
Entre las personas espiadas figuran el ex presidente Alejandro Toledo, la propia Jara y los actuales ministros del Interior, José Pérez Guadalupe, y de Defensa, Pedro Cateriano, así como familiares de Humala.
De acuerdo con la publicación, esas tareas comenzaron en enero de 2011, seis meses antes de que Humala asumiera la Presidencia, que entonces estaba a cargo de Alan García. (Télam)