Obama criticó a Trump

A CINCO MESES DE DEJAR LA CASA BLANCA

En plena campaña presidencial y a cinco meses de abandonar la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, lanzó ayer una de sus declaraciones más fuertes y eligió como sus objetivos al candidato republicano, Donald Trump, y a la Rusia de Vladimir Putin, lo que provocó la ira del primero y una desmentida del segundo.
“Creo que el candidato republicano no es apto para servir como presidente”, sentenció Obama en una conferencia de prensa en Washington, y luego criticó a los dirigentes republicanos que respaldan a Trump: “Si rechazaron repetidamente lo que él dice, ¿por qué todavía lo apoyan?”
Desde la Casa Blanca, donde respondió a un amplio espectro de preguntas durante una conferencia conjunta con el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, Obama se refirió sin dar nombres a parte de la cúpula y el establishment republicano, que en los últimos días condenó sin tapujos el ataque de su candidato presidencial a los padres musulmanes de un oficial estadounidense muerto en Irak.
“Tiene que llegar un punto en el que digan: basta”, sentenció el presidente, aprovechando el creciente malestar que existe dentro de las filas republicanas contra Trump y su inagotable fuente de controversias.
Inmediatamente y fiel a su estilo, el candidato republicano publicó una iracunda respuesta en su página de Facebook.
En materia económica, Obama y Clinton “produjeron la peor recuperación desde la Gran Depresión. Relocalizaron millones de nuestros mejores puestos de trabajos en el exterior para beneficiar a los intereses especiales globales”. (Télam)

Compartir