Ola de atentados sacude Tailandia

EL ESTALLIDO DE 14 BOMBAS EN SEIS PROVINCIAS DEJARON CUATRO MUERTOS Y 35 HERIDOS

Cuatro personas murieron y otras 35 resultaron heridas, incluidas 10 extranjeros, en una serie de atentados ocurridos en las últimas horas en varias ciudades y dos de los principales destinos turísticos de Tailandia, informaron ayer autoridades del reino del sudeste asiático.
En total, estallaron 14 explosivos, algunos simultáneamente, y tres han sido desactivados en las últimas 24 horas en seis provincias del centro y sur del país.
“Las bombas son un intento de generar caos y confusión”, afirmó el primer ministro y jefe de la junta militar, Prayut Chan-ocha, al tiempo que pidió calma y aseguró que mantenían el control de la situación durante una comparecencia con los medios, según la agencia de noticias local TNA.
El general, que usurpó el poder mediante un golpe de Estado incruento en 2014, indicó que no era el momento de presionar a la autoridad, sino de colaborar con ella.
Un portavoz policial dijo a la agencia de noticias EFE por teléfono que “las bombas, detonadas a distancia con un teléfono móvil, son del mismo tipo de las que utilizan los insurgentes en el sur” que desde hace años llevan adelante una campaña armada separatista.

6.500 muertes.
Más de 6.500 personas ha muerto en el sur de Tailandia desde que el movimiento separatista musulmán reanudó la lucha armada, en 2004, tras un letargo de varios años.
Las autoridades han descartado la participación del terrorismo internacional en las explosiones, a la vez que han reforzado la seguridad en las áreas turísticas, principales metrópolis y centros logísticos.

Alertas.
Varios países, entre ellos Estados Unidos, han emitido alertas a sus ciudadanos residentes o que se encuentran de visita en Tailandia.
“La situación es volátil e impredecible y no se puede descartar que se produzcan nuevos atentados”, dijo la Embajada de España en Bangkok en un comunicado dirigido a sus ciudadanos residentes en el país, según informó la agencia de noticias EFE.
“Ahora mismo, hay un alto riesgo de nuevos atentados. Recordamos que las autoridades tienen capacidad y competencias para establecer medidas de control y seguridad, cortes o controles policiales en las calles, evacuación de edificios, así como otras medidas de excepción”, añadió la misiva.
El Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania también advirtió a sus nacionales de la posibilidad de nuevas explosiones y recomendó la “máxima precaución”.
La cadena de atentados comenzó el jueves por la tarde con la bomba que mató a una vendedora tailandesa e hirió a siete personas en un mercado de Trang, la capital de la sureña provincia del mismo nombre.
En las horas siguientes y antes de la entrada del viernes 12, se desactivaron dos explosivos en la turística playa de Patong, en la sureña Phuket, y estallaron dos bombas que causaron un muerto y 20 heridos, entre ellos 10 extranjeros, en la ciudad balnearia de Hua Hin, unos 150 kilómetros al suroeste de Bangkok. (Télam)

Compartir