ONU respalda acuerdo de paz

OBAMA NO QUIERE QUE AL ASSAD SIGA EN EL PODER

El Consejo de Seguridad de la ONU respaldó la hoja de ruta acordada por las potencias mundiales para poner fin a la guerra en Siria. A comienzo de enero el gobierno sirio y la oposición deberán empezar a negociar.
El Consejo de Seguridad de la ONU respaldó ayer la hoja de ruta acordada por las potencias mundiales, lideradas por Estados Unidos y Rusia, para poner fin a la guerra en Siria, con la aprobación de la primera resolución de este tipo desde que comenzó el conflicto.
El texto, adoptado por unanimidad, prevé la convocatoria “urgente” de negociaciones entre el Gobierno sirio y la oposición, desde “comienzos de enero”, y establece un plazo de seis meses para que las dos partes establezcan un Ejecutivo de transición y de 18 meses para la celebración de elecciones.
Tan pronto como se “emprendan los primeros pasos hacia una transición política”, debe entrar en vigor un alto el fuego en todo el país, bajo los auspicios de la ONU y del que quedarán excluidos los grupos terroristas, según la resolución 2254.
De esta forma, el texto se convierte en la primera resolución para tratar de poner fin al conflicto sirio que sale adelante en el máximo órgano de decisión de las Naciones Unidas.
El acuerdo se cerró en medio de una reunión de los ministros de Exteriores de varias potencias y países clave en el conflicto sirio que se celebra en Nueva York tras los progresos logrados anteriormente en Viena. La resolución del Consejo otorga el respaldo de la ONU a la hoja de ruta pactada en ese proceso, que prevé un alto el fuego en enero y una negociación entre Gobierno y oposición.

Obama.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reiteró su convencimiento de que el presidente de Siria, Bashar Al Assad, debe dejar el cargo para que cese la guerra civil y aseguró que mantenerlo en el poder convertiría a Estados Unido aún más en un objetivo de los yihadistas.
“No decir nada ante un líder autoritario que mata a sus propios ciudadanos es contrario a los que somos y a nuestros intereses, en este punto. Eso nos haría más un objetivo”, afirmó Obama en la conferencia de prensa de final de año que dio desde la Casa Blanca.
“Al Assad se va a tener que ir para que cese la sangría en el país y todas las partes continúen en hacia adelante por un camino no sectario. Él perdió la legitimidad a los ojos de la mayoría del país”, agregó el mandatario estadounidense.
“La paz en Siria no puede llegar hasta que haya un Gobierno que sea reconocido como legítimo por la mayoría del país, y eso no va a pasar (con Al Assad). Esta es la discusión que tengo repetidamente con Putin (el presidente ruso)”, afirmó Obama.

Guantánamo.
Por otra parte, Obama dijo que su objetivo es que en la cárcel de la Base Naval de Guantánamo (Cuba) queden menos de cien presos en 2016, y que más de medio centenar que no pueden ser liberados o están pendientes de juicio se reubiquen con la aprobación del Congreso.
Los reclusos pendientes de juicio en las comisiones militares creadas para juzgar a combatientes yihadistas o que no pueden salir en libertad, al ser considerados una amenaza, son el “mayor desafío en este momento”, afirmó.
El presidente demócrata aseguró que su objetivo es que en el nuevo año los prisioneros se reduzcan por debajo del centenar. (Télam)