Otro sangriento fin de semana

AL MENOS 43 MUERTOS EN MEXICO

México sufrió este fin de semana una nueva ola de violencia y asesinatos, especialmente en el estado de Sinaloa, con un saldo total de 43 personas muertas, muchas de ellas víctimas de batallas por territorio entre carteles de narcotráfico, un escenario que el país vive desde que el ex presidente Felipe Calderón lanzó la ya famosa guerra contra las drogas, emulando a Estados Unidos.
Sinaloa, donde se concentraron al menos 30 muertes, fue el epicentro de la violencia por una disputa entre facciones de grupos criminales que buscan hacerse del control de la estructura del Cártel del Pacífico, la banda que dirigía hasta hace poco el famoso jefe narco Joaquín “El Chapo” Guzmán, pero que quedó acéfalo tras su extradición Estados Unidos, en enero pasado.
Sólo en la noche del viernes, 17 personas murieron en un enfrentamiento entre hombres armados y policías tras una persecución en Villa Unión, en el puerto de Mazatlán, mientras que otras 13 fallecieron al día siguiente en distintos hechos violentos, también vinculados a esta guerra, en los municipios de Culiacán, El Fuerte, Ahome y Navolato, informó la agencia de noticias ANSA.
La violencia también sacudió con fuerza los estados sureños de Michoacán y el norteño de Guerrero, así como la capital del país, el DF.
Medios locales destacaron hoy el asesinato del director de Investigación y Análisis de la Fiscalía de Michoacán, Rogelio Arredondo, ocurrido en Morelia, la capital del estado. El funcionario fue interceptado el viernes cuando volvía a su casa en la capital estadual homónima.
Mucho más al norte, en el estado de Chihuahua, fronterizo con Estados Unidos, un grupo armado irrumpió en un bar el viernes y mató a tres personas, dos de ellos guardias. El tercero era un agente de tránsito que intentó detenerlos. El tiroteo dejó, además, tres heridos.
En tanto, en el estado de Guerrero, sobre la costa del Pacífico, las fuerzas de seguridad encontraron ocho cadáveres en un período de 24 horas en Chiala Acapulco.
Noticias como estas se repitieron a lo largo y ancho del país. (Télam)