Inicio El Mundo Pampeana en Colombia: su experiencia en una movilización histórica

Pampeana en Colombia: su experiencia en una movilización histórica

Una de las manifestaciones más poderosas de la historia colombiana se vivió ayer en todo el país. Cientos de miles de personas tomaron las calles para denunciar al gobierno nacional y su accionar, exigir la renuncia del presidente Iván Duque y en contra de la violencia en el país.

Carla Carabel es estudiante del Profesorado en Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de La Pampa y desde julio se encuentra realizando un intercambio académico en la Universidad Piloto de Colombia en Bogotá. Ayer compartió, junto a la sociedad colombiana, una experiencia que difícilmente olvide en toda su vida.

«Ayer se notó un lazo social, empatía y una solidaridad terrible entre la sociedad. La dimensión de la manifestación fue enorme. Llegamos a la Plaza de Bolívar, en el corazón de la ciudad, y estaba colapsada de gente. Es increíble la fuerza y como la sociedad está convencida de este reclamo, porque llovía de una manera extraordinaria y siguieron ahí luchando y protestando», relató la joven en diálogo con LA ARENA.

Carla sostuvo que la manifestación de ayer fue «maravillosa» por la cantidad de gente que participó. «Fue muy diversa, no solamente colectivos u organizaciones políticas sino que había una gran parte de la sociedad que está en desacuerdo con el presidente y el gobierno colombiano. Fue histórico porque realmente salió la sociedad toda a la calle. Había familias completas, extranjeros, estudiantes, artistas, adultos mayores pero en su mayoría eran personas entre 25 y 50 años, que son los económicamente activos», indicó la joven estudiante.

Reclamos

La manifestación surgió en contra de las medidas de ajuste del gobierno nacional con respecto a jubilaciones, pensiones y salarios. También, se pidió por la educación, mayor presupuesto y en contra de la corrupción de los rectores universitarios. Otro de los fuertes reclamos fue por la vida de los integrantes de los pueblos nativos y líderes sociales.

«La sociedad está atravesando una realidad muy cruda y lo de ayer fue una respuesta a eso. Algo que me llamó la atención es que hubo muchísimas manifestaciones artísticas, que fueron fabulosas. Grupos de teatro, muy producidos y maquillados. Músicos con instrumentos de viento, que bajo la lluvia tocaban y reclamaban. Colectivos de bombistas, guitarristas, bailarines. Esto es lo que no se ve de las manifestaciones, siempre se muestra la violencia, que también surgió, pero anoche se vivió un sonido permanente de lucha en la ciudad. Se escucharon cacerolazos desde la mañana hasta la noche. Yo estoy en un barrio que pertenece a los estratos más altos de Bogotá y, sin embargo, las ollas se sintieron hasta tarde», comentó Carla.

Una de las particularidades que más notó la joven pampeana fue el extensivo pedido de paz y respeto a los tratados de paz que hizo el pueblo y, en contraposición, como las fuerzas policiales violentan y vulneran los derechos de los ciudadanos y nativos. «Me parece increíble que a esta altura tengamos que reclamar por la paz. Es terrible y ayer se protestó por la desaparición de docentes, líderes estudiantiles e investigadores. Yo me quedo perpleja porque hay mucha arma detrás de todo esto. Uno va a las manifestaciones y lo que ve es que la mayoría son familias que están desconformes con el funcionamiento del gobierno y en contra de las armas. Y después aparecen encapuchados que comienzan a generar conflictos y disturbios con las fuerzas policiales y se desvirtúa todo el reclamo», explicó.

La infancia y el pedido por los niños y las niñas fue otro de los puntos de lucha en la movilización de ayer. Es las últimas semanas se conoció la matanza de varios menores de edad, tras un bombardeo a una zona donde el Gobierno afirmó que era ocupada por los exrebeldes de las FARC-EP. Este episodio generó el rechazo del pueblo colombiano y fue uno de los motivos que más indignación removió durante la marcha.

Por otra parte, aseguró: «La matanza de los pueblos nativos es algo que realmente preocupa y me entristece. Ellos están en foco por sus tierras y los grupos violentos y armados asesinan a cientos de ellos. Es realmente terrible y la ciudadanía en general se manifiesta en contra de esto. A algunos nativos no les queda otra opción que dejar sus tierras y migrar a la ciudad, y en la metrópolis los ves durmiendo en la calle o vendiendo sin un trabajo formal».

Universidad

La estudiante eligió atravesar un intercambio académico y conoció la realidad del país vecino. Esto la enriqueció personalmente y le dio herramientas que utilizará durante toda su vida. «Estas experiencias, tanto la del intercambio como la de participar en movilizaciones de este tipo, me hizo valorar aun más a la universidad pública y gratuita de Argentina. El mundo entero se sorprende por nuestro sistema y eso es muy valioso. Y también nuestros espacios de debate y diálogo», continuó la joven.

Por último celebró que la sociedad pueda reclamar por sus derechos y que visibilice lo que están atravesando como país. «Hay que abrir los ojos frente a esto porque hay un pedido muy fuerte, una sociedad está gritando», finalizó. (Fotografía de portada: El Confidencial)