Papa Francisco: “Lamento las reacciones”

El papa Francisco expresó ayer que lamenta las “reacciones de la gente que no quiere paz y justicia” en el país, ante su anuncio de que no podrá viajar a la Argentina el año próximo por compromisos ya asumidos, tal como lo reveló en un video conocido el viernes pasado, en el que le pidió al pueblo argentino que “se ponga la Patria al hombro” y trabaje para crear la “cultura del encuentro”.
“No me extrañan las reacciones de la gente que no quiere paz y justicia frente al anuncio de que no podré viajar el año que viene. Sentí que debía explicar las razones… y el pueblo de Dios comprendió perfectamente. Lamento que algunos hayan ensuciado a personas cercanas, entre ellos vos”, escribió ayer Francisco en un mail dirigido al legislador porteño de Bien Común y titular de la fundación “La Alameda”, Gustavo Vera.
Así lo reveló el propio Vera en su cuenta personal de Twitter, en la que, además, se defendió de una acusación en su contra publicada en la revista Noticias y reproducida por Clarín, bajo el título “Gustavo Vera, el ‘amigo del Papa’, imputado por quedarse con máquinas de un taller allanado”.
El apoyo de Francisco a su amigo personal vino contenido en un mensaje que recibió ayer, con una felicitación por la sanción días atrás en la Legislatura porteña de una ley para prohibir el trabajo de las “coperas” y que ordena cerrar los locales que las emplean, impulsada desde hace dos años por Vera.
Según dijo Vera, “algunos periodistas suben una acusación falsa sólo para pegarle por elevación a Francisco, muy enojados por su mensaje” y calificó a la denuncia de “rídicula”.
La denuncia en cuestión involucra a Vera y al titular de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación, Julio Piumato, por una supuesta apropiación de elementos secuestrados en un allanamiento, en el marco de la denominada “incautación con reinserción social”.
La causa estuvo primero a cargo del juez Ariel Lijo, quien confiscó 19 máquinas e insumos destinados a la confección de ropa de un taller supuestamente clandestino, que fueron entregadas -vía La Alameda- a la parroquia de Caacupé y el Hogar de Cristo Gaucho Antonio Gil. (Télam)

Compartir