Peligra el alto al fuego

RUSIA CUESTIONO ACUERDOS

Tras el derribo por Turquía de un cazabombardero ruso el martes, Rusia cuestionó ayer la continuidad de los acuerdos de Viena para un alto el fuego en Siria y advirtió que, ante nuevos incidentes con Ankara, Moscú se reserva el derecho de reaccionar “de una u otra forma”.
El derribo del avión ruso se produjo en momentos en que las potencias occidentales y el Kremlin parecí-an acercarse a un entendimiento por erradicar al grupo islamista radical Estado Islámico (EI) tras los ataques del viernes 13 en París y del derribo de un avión de pasajeros ruso sobre el Sinaí, en octubre último.
Además de poner en entredicho la continuidad de ese entendimiento, el hecho “tendrá graves consecuencias para las relaciones ruso-turcas”, anunció ayer el presidente ruso, Vladimir Putin, quien hoy subió la apuesta y advirtió que Moscú reaccionará si se producen nuevos incidentes con Turquía.
“Después de lo sucedido, no podemos descartar otros incidentes, y si éstos tienen lugar, reaccionaremos de una u otra forma” insistió el lí-der del Kremlin a la prensa en la ciudad rusa de Nizhni Taguil, donde apoyó las recomendaciones hechas en la ví-spera por el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso sobre la inconveniencia de que los ciudadanos rusos viajen a Turquía.
También ayer Putin insistió en que el aparato derribado sobrevolaba Siria.
Por su lado, en un intento de aflojar tensiones con Moscú, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, declaró que su paí-s no busca aumentar la tensión con Rusia, aunque agregó que sí- protegerá sus fronteras y se presentó como protector de los sirios de lengua turca.
“Nadie puede esperar que nos quedemos mudos e inmóviles cuando están violando continuamente nuestra seguridad fronteriza, pero no tenemos, desde luego, ninguna intención de aumentar la tensión”, afirmó Erdogan.
Además, Erdogan agregó que en la zona donde se produjo el incidente al norte de Latakia
“no está Daesh” (Estado Islámico, EI, en árabe). Sin embargo, Rusia en ningún momento afirmó que solo atacarí-a al Estado Islámico sino que tomaría por blanco todas las organizaciones que considerase “terroristas”. (Télam)