Pese a algunas acusaciones, se cumple tregua en Ucrania

Mientras las autoridades de Ucrania destacan que “en general” se está respetando la tregua excepto algunos incidentes menores, los separatistas acusan a Kiev de violaciones, fintas y amagues que acompañan el alto el fuego que entró en vigor a las 00.00 horas (19 del sábado en Argentina) en el este del país.
El acuerdo para el cese de las hostilidades fue alcanzado el jueves pasado en la cumbre celebrada en Minsk por los presidentes de Ucrania, Petró Poroshenko; Rusia, Vladimir Putin; Francia, Francois Hollande, y la canciller federal alemana, Angela Merkel.
El alto el fuego es el primero de los trece puntos del plan de salida del conflicto en las regiones orientales ucranianas de Donetsk y Lugansk, que desde su estallido, en abril del año pasado, se ha cobrado unos 6.000 muertos, entre combatientes y civiles.
Con el telón de fondo de una previsible guerra de nervios, un portavoz del Ejército ucraniano informó que el alto el fuego pactado entre Ucrania y las milicias separatistas se está cumpliendo “en general” y que los ataques de los rebeldes son poco frecuentes, no generalizados.
“En la zona de conflicto se está cumpliendo el alto el fuego en general. Los bombardeos (de los separatistas) no son lo habitual, sino algo localizado”, explicó el portavoz, Vladislav Selezniov.

Milicias separatistas.
Un matiz diferente brindó otro portavoz militar, Anatoli Stelmach, quién en declaraciones telefónicas dijo que las milicias separatistas dispararon en diez ocasiones sobre las posiciones ucranianas desde que entró en vigor el alto el fuego.
“Hasta ahora hubo diez bombardeos sobre nuestras posiciones perpetrados por los rebeldes, la mayoría en la zona de Debaltseve”, explicó Stelmach, según la agencia de noticias EFE.
Al respecto, los separatistas argumentan que pueden disparar sobre Debaltseve porque consideran a esa zona estratégica como parte de “su” territorio.
En similar registro, el Ministerio de Defensa de la autoproclamada república popular de Donetsk aseguró que las fuerzas ucranianas fueron las que violaron la tregua en Debáltsevo y que “nuestras milicias se vieron obligadas a abrir fuego en respuesta”, según la agencia de noticias Europa Press.
En ese marco, el presidente de EE.UU., Barack Obama, habló ayer por teléfono con su homólogo de Ucrania, Petró Poroshenko, y con la canciller alemana, Angela Merkel, oportunidad en que enfatizó en la necesidad de que se cumpla con el compromiso de cesar las hostilidades. (Télam)