¿Por qué rellenar de agua las botellas de plástico puede ser malo para la salud?

Es una práctica habitual sobre todo de los deportistas. Cambiar y cambiar el agua de una botella de plástico ya sea descartable o reutilizable es algo muy común en las personas, pero sobre todo en aquellos que practican deportes como el running y ciclismo entre tantos otros. Pero resulta que rellenar las botellas de plástico puede trae consecuencias malas para la salud y no lo sabemos.

Reutilizar las botellas de plástico es considerado una práctica ecológica pero debe prestarse atención a la limpieza de las mismas cuando el uso es frecuente

El portal RT actualidad destacó en un informe que esta costumbre podría tener consecuencias muy perjudiciales para nuestra salud.
Suecede que el uso reiterado de las mismas sin limpiarlas correctamente las transforma en un medio de cultivo de bacterias pudiendo llegar a estar más contaminadas que los juguetes de nuestras mascotas.

Según RT ” beber agua durante una semana de la misma botella podría ser el equivalente a lamer el inodoro. Para hacer esta afirmación,  se basan en un estudio de ‘treadmillreviews.net’, que analizó las botellas de plástico que un atleta había rellenado de agua durante una semana.
Los resultados mostraron que una de las botellas que había reutilizado tenía más de 900.000 unidades de bacterias por centímetro cuadrado, es decir, más de las que tiene  un inodoro estándar.

Además, los investigadores descubrieron que el 60% de los gérmenes hallados eran capaces de enfermar a cualquier persona. Un descubrimiento que justificaría algunas de las enfermedades bacterianas que contraemos durante el año de forma completamente aleatoria. Pero esto no fue todo. Además del hecho de ser antihigiénicas la publicación hace referencia a otro estudio que revela que hay un montón de productos químicos perjudiciales para la salud en el plástico que son liberados cuando este se rompe o se desgasta por el uso frecuente.

También se ha hecho referencia en un journal de gastroenterología que los fabricantes de botellas no recomiendan el uso frecuente de las mismas por la particularidad de que en los quiebres que se van producen en el plástico por el uso o limpieza, es altamente frecuente que se depositen bacterias.