Preocupación por alimentos

Los presidentes que asistieron a la cumbre de Lima se manifestaron su inquietud por la pobreza, el hambre la desnutrición y el anafalbetismo comprometiéndose a abordarlas de una manera efectiva, con crecimiento, exhortando a implementar políticas sociales efectivas.
Los presidentes y jefes de Estado de la V Cumbre de mandatarios de países de América Latina y el Caribe y la Comunidad Europea se manifestaron “profundamente preocupados” por el aumento del precio de los alimentos, concepto que quedó registrado en la declaración del encuentro que se desarrolló en Lima.
“Profundamente preocupados por el impacto del incremento de los precios de los alimentos”, dice uno de los párrafos del documento final de la V Cumbre intercontinental, al que tuvo acceso en exclusividad la agencia Télam.

Compromiso de erradicar.
La cumbre, de la que participó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, añadió el “compromiso de nuestros países por la erradicación del hambre”, además de proponer objetivos para 2015, como parte de la lucha por el desarrollo del milenio. En ese marco y al disertar en el panel “Pobreza, Igualdad e Inclusión” la presidenta criticó ayer a los inversores “que especulan” con los precios de los alimentos y aseguró que se trata “de aquellos que antes especulaban financieramente”.
En tanto en la declaración final de los mandatarios americanos y europeos se pide que se erradique la “desnutrición”, la “malnutrición infantil”, el “analfabetismo”, y están a favor de la “educación preescolar” y del acceso al “agua potable y el saneamiento”.
Los participantes del debate incluyeron como cuestión esencial en el texto que todos los objetivos se busquen en un contexto de incremento de “las tasas de empleo”, de mejora de las condiciones de vivienda para los “grupos vulnerables” y dentro de un plan de “reformas de los sistema de protección social”. Dentro del documento se incluyó un capítulo especial que habla de la pobreza, al que se califica como el “tema central para nuestro diálogo y cooperación” a nivel nacional, subregional y regional.

Abordar efectivamente.
Los mandatarios participantes de la cumbre de Lima se comprometieron a “abordar de manera efectiva la radicación de la pobreza, la desigualdad y la exclusión”. Exhortan a implementar políticas sociales efectivas, con “tasas sostenidas de crecimiento que promuevan la creación de trabajo decente, digno y productivo”.
Los jefes de Estado no sólo proponen, sino que señalan que para poder cumplir con las metas es necesario optimizar “la recaudación fiscal para mejorar el gasto social y su impacto redistributivo”.
El encuentro de Lima centró el análisis en la cuestión del hambre y la desigualdad, pero también le dedicó un párrafo al tema de las drogas.
“Profundizar nuestra cooperación, de conformidad con el principio de responsabilidad compartida, para enfrentar el problema mundial de las drogas. El mecanismo de AL-CUE de coordinación y cooperación en materia de drogas debería ser fortalecido como marco para un diálogo birregional más eficiente”,
subrayó la declaración. (Télam).