Primer discurso en el Congreso

DONALD TUMP PROMETIO HACER CUMPLIR LAS LEYES MIGRATORIAS

El presidente estadounidense habló ante los legisladores. La agenda se centró en economía e impuestos, seguridad, comercio, migración y salud. A su vez, criticó a Obama de fogonear protestas y filtrar información sobre el funcionamiento de su gobierno.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió ayer en su primer discurso ante el Congreso (la agenda se centró en la economía y los impuestos, la seguridad, el comercio, la salud y la migración y el combate al terrorismo) que hará cumplir las leyes migratorias del país para que aumenten los salarios, ayudar a los desempleados, ahorrar “miles de millones de dólares” y que las comunidades sean más seguras.
Asimismo, el empresario multimillonario le pidió a los legisladores que deroguen la “Ley de Cuidado de Salud Asequible” impulsada por su predecesor, Barack Obama, y que la reemplacen por un plan que amplíe la cobertura médica y baje los costos de los seguros.
El discurso se produjo mientras los índices de aprobación de Trump se mantiene en niveles bajos, según todas las encuestadoras.
En Washington se habla de caos en la Casa Blanca, pero los seguidores de Trump hablan de una gestión diligente de alguien a quien ven preocupado por lograr crear empleo y tener una economía saludable, según cita la agencia de noticias DPA.

“Fogonear protestas”.
Por otro lado, Trump acusó a Barack Obama, de estar involucrado en las filtraciones de información sobre el funcionamiento de su gobierno y en las protestas que se han organizado en contra de su administración.
“Creo que el presidente Obama está detrás de ellas, su gente está sin dudas detrás”, dijo Trump al ser consultado en una entrevista con la cadena Fox News sobre el origen de las protestas contra miembros del gabinete y de las filtraciones de información que a menudo dejan a su gobierno en posición incómoda.
Trump, quien admitió que no tiene pruebas de sus denuncias contra Obama, también se refirió a una información que asegura que el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, revisó los teléfonos de su personal para confirmar que las filtraciones no venían de su departamento.
“Sean es un buen ser humano. Yo lo habría hecho de otra manera, pero estoy de acuerdo con ello”, aseguró Trump, según un reporte de la agencia EFE.
El magnate neoyorquino admitió que en su gobierno hay problemas de comunicación, pero también muchos logros y esfuerzos.
Líderes republicanos y algunos medios de comunicación de tendencia conservadora acusaron a Obama de impulsar manifestaciones a través de un grupo llamado Organización por la Acción.
“Algunas de las filtraciones son realmente muy serias porque son muy malas en términos de seguridad nacional. Pero también entiendo que es política y que probablemente continuará”, dijo Trump. (Télam)