Prohíben la salida del país a Guaidó

EL FISCAL GENERAL DE VENEZUELA SOLICITO CONGELAR CUENTAS DE LIDER OPOSITOR

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela resolvió ayer congelar las cuentas del presidente interino de la república designado por el parlamento, Juan Guaidó, y le prohibió comprar bienes muebles e inmuebles, así como salir del país, se informó oficialmente.
El TSJ adoptó esa decisión anoche -informada a la prensa por su titular, Maikel Moreno-, varias horas después de que se lo pidiera el fiscal general, Tarek Saab, reportó la agencia de noticias EFE.
Ni Saab pidió ni el TSJ determinó que recayera una orden de arresto contra Guaidó, pese a que el fiscal lo responsabilizó de haber “liderado toda esta acción que va en impedimento de la Constitución venezolana”, en referencia a su juramento como presidente encargado.
“Hay un ciudadano que ha liderado toda esta acción que va en impedimento de la Constitución venezolana, hemos aperturado en carácter preliminar que se dicten medidas cautelares en contra de Juan Guaidó”, afirmó Saab, citado por el diario caraqueño El Nacional.
Casi de inmediato y desde la entrada de la Asamblea Nacional (AN, parlamento), Guaidó dio una rueda de prensa y aseguró que “no hay nada nuevo bajo el sol lamentablemente”.
“No estoy desestimando una amenaza de cárcel y no quiero que se tome así de nuestra parte y muy responsablemente les digo que no hay nada nuevo bajo el sol lamentablemente, un régimen que no les da respuesta al venezolano, la única respuesta es persecución, represión”, sentenció, según la agencia de noticias EFE.
Una hora antes, Guaidó se había adelantado a esta posición al llamar por Twitter al TSJ a rebelarse contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.
“A quienes hoy están en la sede del TSJ: el régimen está en su etapa final ¡Esto es indetenible y ustedes no tienen que sacrificarse con el usurpador y su banda! Piensen en uds, su carrera, en el futuro de sus hijos y nietos que también son los nuestros. La historia se los reconocerá”, escribió el líder opositor.

Representantes.
Por otra parte, el parlamento de Venezuela designó representantes ante la Argentina y otros países de América, y avanzó en la aprobación de un estatuto para “la transición a la democracia”, mientras el presidente Nicolás Maduro anunció la formación de miles de “unidades de defensa” del gobierno chavista.
En su sesión, la Asamblea Nacional, aprobó en primera lectura un proyecto de ley de “Estatuto que rige la transición a la democracia para restablecer la vigencia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”.
Dicha iniciativa “entiende por transición el itinerario de democratización y reinstitucionalización que incluye las siguientes etapas: liberación del régimen autocrático que oprime a Venezuela, conformación de un gobierno provisional de unidad nacional y celebración de elecciones libres”, indicó el texto divulgado por la AN.
Asimismo, el parlamento nombró representantes diplomáticos ante los países de América que reconocieron al presidente interino designado por ese cuerpo, Juan Guaidó.

Maduro.
En tanto, Maduro anunció “la conformación de más de 50.000 unidades de defensa populares en todos los barrios y ciudades del territorio nacional”, como forma de “organizar al pueblo para que sirva de respaldo y complemento para la victoria” de las fuerzas armadas en el objetivo de preservar su gobierno.
El mandatario reveló “la meta de llegar a dos millones de milicianos y milicianas antes del 13 de abril de este año” y subrayó que las fuerzas armadas deben “mantenerse en el más alto nivel de defensa para garantizar la integridad terrotorial, la paz de la República, la unión cívico-militar y el respeto a la Constitución”.
Maduro hizo esos anuncios en un acto de ejercicios de la aviación militar, en la sede de la 42 Brigada de Infantería Paracaidista del Ejército, en Maracay, capital del estado Aragua.
El domingo, en los cuarteles de otra brigada de Infantería, en el estado Carabobo, Maduro informó que el mes próximo se efectuarán “los ejercicios militares más importantes” de la historia del país, para “demostrar la capacidad técnica, operativa y moral” de las fuerzas armadas. (Télam)