Proponen multar a países

SANCION POR NO ACOGER REFUGIADOS

La Comisión Europea (CE) propuso que los gobiernos de la Unión Europea que no quieran participar del futuro sistema de reparto de refugiados en casos de crisis queden excluidos de esta responsabilidad, a cambio de pagar 250.000 euros por cada uno de los migrantes que no acepte.
“Si un Estado miembro no participa (en el mecanismo correctivo de reparto) deberá apoyar a los que sí lo hacen”, explicó en rueda de prensa el vicepresidente primero de la CE, Frans Timmermans, quien consideró que el pago de esta cantidad es una forma de “solidaridad” mediante financiación.
Con esto, Bruselas deja de lado su idea original de crear una ventana única para gestionar un sistema de reparto de cuotas de acogida permanente, y propone reformar el reglamento de Dublin para incluir el mecanismo de emergencia.
La propuesta, que aún debe ser negociada con los 28 y con el Parlamento Europeo, contempla reforzar la Agencia Europea de Asilo (EASO) para que registre todas las peticiones de protección internacional presentadas en los Estados miembros y las aceptadas por cada país, con el objetivo de medir la presión sobre cada uno.
No será sencillo, a juzgar por la inmediata reacción de Hungría, República Checa y Polonia cuyos cancilleres calificaron la iniciativa como “inaceptable”, una “broma” y un “chantaje”.

Inaceptable.
“Es inaceptable. No es una solución europea”, señaló el titular de exteriores húngaro, Péter Szijjártó, durante una cumbre del Grupo de Visegrado (integrado por la República Checa, Hungría, Polonia y Eslovaquia), en la que también participó el comisario europeo de Ampliación y Vecindad, Johannes Hahn.
El jefe de la diplomacia polaca, Witold Waszczykowski, calificó como “poco seria” e ironizó que quizás se trate de “una broma del día de los inocentes”.
“Estoy sorprendido sobre la propuesta de la CE, ya que es algo que nos divide. No hay consenso sobre las cuotas de distribución obligatorias”, indicó por su parte el jefe de la diplomacia checa y anfitrión del encuentro, Lubomir Zaoralek.
Hungría y Eslovaquia han emprendido medidas legales en el Tribunal de Justicia de Luxemburgo por esa decisión sobre las cuotas obligatorias.
Al dar a conocer la resistida propuesta, el vicepresidente primero de la CE había alertado sobre las consecuencias si la UE deja de lado la solidaridad. (Télam)