Propuesta para liberación de rehenes

La senadora colombiana Piedad Córdoba, designada por las FARC para recibir a seis de sus rehenes, planteó ayer la posibilidad de que delegados de Argentina, Ecuador y Venezuela acompañen esa liberación anunciada por la guerrilla. Córdoba formuló la propuesta pese a que el presidente colombiano, Alvaro Uribe, rechazó días atrás una eventual participación extranjera en la entrega, si bien ofreció garantías a través del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).
La congresista liberal, férrea crítica de Uribe, señaló a radio Caracol que “en este momento” el mandatario “tiene excelentes relaciones” con sus homólogos de Venezuela, Hugo Chávez, y de Argentina, Cristina Kirchner. Asimismo, indicó que una participación de Quito ayudaría a restablecer las relaciones bilaterales, rotas desde marzo por una incursión militar en territorio ecuatoriano que dejó 25 muertos, entre ellos el número dos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), Raúl Reyes. “Es un momento para terminar de mejorar si se quiere el clima que existe entre Ecuador y Colombia”, sostuvo. La cúpula insurgente aseguró que al único ecuatoriano que mantienen en su poder es el capitán de la policía de Florida del Cauca, Guillermo Solórzano.
Uribe rechazó el lunes una eventual participación extranjera en la liberación, advirtiendo que no permitirá “el engaño al país” ni que “afecten las relaciones” exteriores “involucrando a la comunidad internacional”.
Previamente, Córdoba dijo que pediría ayuda a Chávez para facilitar el anuncio de las FARC, el domingo, de liberar a los políticos Alan Jara y Sigifredo López, tres militares y un policía, que hacen parte de un grupo de 28 rehenes que la guerrilla propone canjear por 500 de sus prisioneros. En otra declaración a la radio RCN, la senadora dijo el domingo que pedirá una cita con Uribe para solicitarle garantías que salvaguarden la vida de los cautivos. “Pienso que hay que hablar con él para tener todas las garantías. No se puede desconocer que es una operación muy compleja, delicada. Por eso trato de entender lo que quiere decir el presidente, en lo que tiene toda la razón, que esto no debe volverse un show”, dijo.
(AFP-NA y Télam)