Protesta dejó dos muertos

EL CHAVISMO Y LA OPOSICION SALIERON A LAS CALLES

El oficialismo y la oposición en Venezuela volvieron ayer a levantar el tono de sus acusaciones y amenazas recíprocas, al cabo de una jornada tensa, con manifestaciones multitudinarias de simpatizantes de ambos sectores que dejaron al menos dos muertos y más de 400 detenidos.
Con los dos casos, suman ocho las víctimas fatales registradas en lo que va del mes en el contexto de las protestas callejeras contra el gobierno.
Uno de los líderes usualmente más moderados de la oposición, Henrique Capriles, convocó esta noche a permanecer en las calles en “resistencia pacífica” frente al “autogolpe” de estado dado, a su juicio, por el gobierno.
“Frente al plan Zamora, mañana a la misma hora; la resistencia pacífica se mantendrá en la calle hasta que (el presidente) Nicolás Maduro entienda que debe respetar la Constitución; el gobierno dio un autogolpe y debemos seguir ejerciendo nuestro derecho a protestar”, dijo Capriles en un comunicado de la Gobernación de Miranda, de la que es titular.
El plan Zamora es el programa que, según anunció Maduro, fue elaborado por las fuerzas armadas con el objeto de mantener el orden y mediante el cual, dijo, fueron detenidos “más de 30 encapuchados”.
Al margen, Maduro acusó al presidente de la Asamblea Nacional (parlamento), Julio Borges, de liderar un supuesto intento de golpe de estado, en el discurso que dio al encabezar la principal manifestación oficialista en la avenida Bolívar, en el centro de Caracas.
“Julio Borges, eres el jefe del golpe de estado, después no te quejes cuando llegue la justicia; te lo estoy diciendo con tiempo, estoy decidido a defender la patria y no voy a retroceder ni un milímetro; lo que voy es pa’ lante, carajo”, dijo el mandatario.

Muertos.
En tanto, Carlos Moreno, de 17 años, y Paola Ramírez, de 23, murieron tras recibir sendos balazos en la cabeza en el contexto de las protestas antichavistas, confirmó el Ministerio Público en dos comunicados de prensa.
Moreno fue baleado en San Bernardino, en una de las 26 concentraciones antigubernamentales que se realizaron en Caracas, y falleció cuando era operado en un hospital cercano, informó el diario El Nacional.
Asimismo, Ramírez falleció inmediatamente tras recibir el disparo en las inmediaciones de la plaza San Carlos, en San Cristóbal, capital del estado andino Táchira, cuando, según testimonios de vecinos, no participaba de la protesta.
Solo en las manifestaciones se contabilizaban unos 100 heridos o afectados por gases lacrimógenos en San Cristóbal y 42 atendidos en los centros de salud del municipio caraqueño Chacao, según informes parciales de la prensa local.
Además se registraron “más de 400 personas arrestadas” en todo el país, según informó el director ejecutivo de la ONG Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, en su cuenta de Twitter.

Detenidos.
Entre los detenidos, la prensa identificó a Gustavo Gandica, secretario en Táchira del partido Primero Justicia (PJ) al que pertenecen el ex candidato presidencial Henrique Capriles y el presidente de la Asamblea Nacional (parlamento), Julio Borges.
Una de las mayores concentraciones opositoras en Caracas partió desde la plaza Altamira, en el municipio Chacao, y con varios dirigentes a la cabeza se movilizó por la autopista Francisco Fajardo con el objeto de llegar a la Defensoría del Pueblo, pero encontró un cordón de policías que le arrojó gases lacrimógenos.
Caracas está integrada por cinco municipios y es el único gobernado por el chavismo, que usualmente prohíbe la entrada a las manifestaciones de protesta opositoras. (Télam)