Protestas en Venezuela

EL OFICIALISMO Y LA OPOSICION SALIERON A LAS CALLES

Por segunda vez en siete días, las calles de Venezuela fueron ayer escenario de manifestaciones de la oposición, en reclamo de un referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro, y del oficialismo, en apoyo al gobierno, en un clima de tensión creciente en el que se denunciaron agresiones aisladas.
La convocatoria opositora volvió a ser multitudinaria pero a diferencia del jueves pasado, cuando se realizó exclusivamente en Caracas, esta vez tuvo lugar no solo allí -donde además se realizó un paro general de 10 minutos a mediodía- sino también en las capitales de los 23 estados provinciales.
El objetivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) opositora fue reclamar ante todas las sedes regionales del Consejo Nacional Electoral (CNE) la agilización de los trámites para el llamado al referendo revocatorio.
Las manifestaciones tuvieron suerte dispar en el objetivo de llegar hasta el frente de las oficinas del CNE, que de todos modos permanecieron cerradas por disposición de sus autoridades, con el propósito de “resguardar la seguridad de sus trabajadores”.
En Puerto Ayacucho, capital del estado Amazonas, se cumplió el objetivo, aseguró el partido Primero Justicia (PJ), pese a que la sede del CNE amaneció rodeada de piquetes de efectivos de la Guardia Nacional (GN, policía militar), según reportó el gobernador, Liborio Guarulla.
En cambio, en la mayoría de las capitales no fue posible llegar hasta el frente de las oficinas del CNE debido a la presencia de efectivos de la GN y simpatizantes chavistas, informaron el presidente de la Asamblea Nacional (parlamento), Henry Ramos Allup, y el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús “Chúo” Torrealba.

Reclamos.
Ramos Allup dijo en su cuenta de Twitter que “bandas hamponiles del régimen cercan todo el país y los alrededores de las oficinas del CNE para evitar que la MUD consigne la solicitud del referendo revocatorio 2016” y agregó que era “imposible silenciar al pueblo”.
En un tono similar, Torrealba sostuvo que “las sedes del CNE en casi todo el país están rodeadas por un dispositivo militar y policial, expresión del pánico que le tiene el gobierno a la movilización del pueblo”.
El dirigente agregó que “en muchos casos” los dispositivos de los uniformados estaban “acompañados” por “grupos paramilitares maduristas, mal llamados colectivos (organizaciones sociales), que ejercen violencia ilegal”.
Las mayores dificultades para las manifestaciones opositoras se registraron en Los Teques y Maturín, capitales de los estados Miranda y Monagas, respectivamente.
Por otra parte, fuentes opositoras denunciaron diversas agresiones en Caracas y un par de ciudades del interior.

Capriles.
El líder opositor venezolano Henrique Capriles denunció que el ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, quien forma una comisión para impulsar el diálogo entre el antichavismo y el gobierno, “no quiere” que haya un referendo revocatorio del mandato de Nicolás Maduro.
“Zapatero no quiere que haya revocatorio. Los venezolanos queremos un diálogo real y que se realice el revocatorio este año”, dijo Capriles en un comunicado de prensa.
Rodríguez Zapatero hizo varios viajes a Venezuela como parte de una comisión de ex presidentes avalada por la Unasur para acercar a las partes en conflicto en Venezuela, sin que se anunciara ningún avance por sus gestiones.
“Nadie sabe qué hace el señor Zapatero en Venezuela. No conocemos su agenda. Cada vez que el Gobierno tiene el agua al cuello aparece Zapatero. ¿A qué viene?”, protestó Capriles. (Télam)