Protestas se extienden en EE.UU. contra Trump

Miles de estadounidenses se volcaron a las calles ayer para un cuarto día de protestas contra Donald Trump, pese a que el presidente electo bajó el tono de la incendiaria retórica que lo catapultó a la Casa Blanca.
El magnate republicano, reunido con su equipo de transición en su residencia de Manhattan, mostró un tono conciliador desde que su victoria electoral provocó conmoción en el mundo, y el viernes anunció que ya no intentaría desmantelar el programa de salud del presidente Barack Obama, conocido como Obamacare.
Unas 15.000 personas marcharon sin embargo ayer hacia la Trump Tower en Nueva York bajo la consigna “Trump NO es mi presidente”.
En el centro de Chicago, fueron varios miles las personas que protestaron pacíficamente bajo la consigna “Sin odio. Sin miedo. Aquí son bienvenidos los inmigrantes”.
En Los Ángeles, la policía arrestó a decenas de los 3.000 manifestantes que marcharon por calles céntricas portando carteles con la leyenda “No es mi presidente”.

Gabinete.
La Torre Trump ha sido el epicentro en los últimos días de una febril actividad del equipo del presidente electo, que está definiendo su futuro gabinete y los nombres de cientos de personas que ocuparán otros puestos de gobierno.
Entre quienes ingresaron al edificio el sábado figuró Nigel Farage, del derechista Partido de la Independencia del Reino Unido y fuerte impulsor del Brexit, la salida de su país de la Unión Europea, que triunfó en junio en un referendo. Farage dijo que estaba allí sólo como “turista”.
También intentó ingresar a la torre el documentalista de izquierda Michael Moore, pero agentes de vigilancia le bloquearon el acceso.
Cuatro días después de la sorpresiva elección del magnate, el mundo observa cada uno de sus movimientos, en un intento por hallar pistas sobre cómo será su gobierno.
El cambio de su postura con respecto al Obamacare -que siendo candidato había tachado de “desastre”- se produjo tras su reunión el jueves con el mandatario saliente en la Casa Blanca.

Entrevista.
En su primera entrevista tras la elección, Trump dijo al diario The Wall Street Journal que podría mantener la prohibición para que las compañías de seguros nieguen cobertura alegando condiciones preexistentes. También dijo que podría seguir garantizando que los menores estén bajo la cobertura de sus padres hasta los 26 años, un punto importante del Obamacare. (AFP-NA)

Compartir