Rajoy no logra frenar fuga de capitales

En los primeros seis meses del año salieron de España capitales por 219.817 millones de euros. De los 18 millones de desempleados de la eurozona, 5,7 están en el país ibérico.
Mariano Rajoy intenta por todos los medios transmitir tranquilidad y sólo provoca desconfianza y temor. Los capitales huyen de España en busca de otros países de la eurozona más estables, o fuera de ella. Si 2011 terminó con un saldo favorable de 22.000 millones de euros en el intercambio con el exterior, este año todo se ha invertido; de enero a junio de 2012 ya habían salido del país casi 220.000 millones, 22% del PIB.Y la huida sigue.
La crítica situación económica de España y la desconfianza ante la gestión de Mariano Rajoy han hecho aumentar el temor a un inminente “corralito”, provocando la retirada de depósitos de los bancos por parte de miles de personas y la desinversión de capitales extranjeros.
El déficit público ha alcanzado ya en julio el 4,6% acumulado y aumenta mes a mes, cuando el máximo que autorizó la UE para todo 2012 era del 4,2%.
El último informe sobre desempleo de Eurostat (agencia oficial de estadísticas de la UE), muestra que la eurozona tiene un índice del 11,3% de desempleados -25 millones de personas- y el conjunto de la Unión Europea el 10,3% -18 millones de personas, 3.000 más cada día- y que España ha subido su porcentaje al 25,1%, el más alto de toda la UE.

Responsabilidad.
El presidente del gobierno de España, destacó la gran responsabilidad que le cabe a Alemania en el rescate de los países atenazados por la eurocrisis, en la antesala de la visita que realizará el próximo jueves a Madrid la canciller germana, Angela Merkel.
“El euro sin Alemania no puede sobrevivir”, es el mensaje que Rajoy lanzó al gobierno alemán en una entrevista que publican hoy el diario alemán “Bild am Sonntag”, el español “ABC”, el italiano “Corriere della Sera” y el francés “Le Journal du Dimanche”. “Naturalmente, Alemania tiene más habitantes que todos los demás, un PIB más alto y por ello más acciones en el euroclub. Y este club es un club muy rentable. Quien tiene más acciones, obtiene mayores beneficios que otros”, señaló.
Según la agencia de noticias DPA, Rajoy calificó a Merkel de “una jefa de gobierno con una increíble solidez” y opinó que “está preparada” para hacer frente a los desafíos en torno a la estabilidad del euro y la integración europea.
La visita de Merkel será el jueves próximo, mismo día que se espera que el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo anuncie la reactivación de la compra de bonos soberanos para quitar presión a países como España o Italia.

Compra de títulos.
El presidente de la entidad, Mario Draghi, dejó entrever el mes pasado que el banco estaría dispuesto a reactivar el programa de compra de títulos, pero puso como condición que los países lo soliciten a los fondos de rescate.
En este sentido, Rajoy dijo que esperará las decisiones del BCE para tomar una decisión sobre si pedir ayuda para su país más allá de la que recibirá para recapitalizar la banca.
“Si creo que es bueno para el conjunto de Europa, para el euro y para España, lo haré, si no, no”, señaló. Al mismo tiempo, el mandatario español propuso la puesta en marcha progresiva de una unión fiscal en la eurozona para 2018.

Estudio.
Los consumidores en Grecia y España suelen incumplir los plazos para saldar sus cuentas, señala un estudio presentado ayer en Alemania.
Los griegos son los pagadores menos fiables, seguidos de los españoles, arroja una comparación entre diez países realizada por el Instituto de Investigación de Mercado Ipsos por encargo de la empresa financiera Eos.
Según un despacho de la agencia de noticias DPA, los griegos pagaron en el lapso de un año 69,5 por ciento de las facturas en el plazo estipulado, mientras que los españoles saldaron 70,1 por ciento de sus cuentas a tiempo.
Además el estudio sobre “Hábitos europeos de pago” precisa que las empresas griegas también se ubicaron en el último puesto de los diez países europeos investigados, con 64,8 por ciento de facturas pagadas a término.
Las compañías españolas, en cambio, saldaron 69,3 por ciento de sus facturas a tiempo y se ubicaron en el quinto lugar, por detrás de las rusas, las rumanas, las alemanas y las eslovacas. (Télam)