Raúl Castro anunció cambios “estructurales”

El presidente de Cuba, Raúl Castro, reivindicó los cambios políticos y económicos que ha venido impulsando desde que se hizo cargo del gobierno, en febrero pasado, y anunció que el próximo congreso del partido gobernante, a fin de 2009, analizará “transformaciones estructurales” para la isla.
“Transformaciones estructurales y de concepto deben ser sometidas a la consideración y aprobación del sexto congreso del partido” Comunista Cubano (PCC), declaró Castro el sábado por la noche, en un discurso ante la Asamblea Nacional (parlamento), según reportó la agencia noticiosa italiana ANSA.
Castro aprovechó su discurso para explicar que no se cumplieron las expectativas de realizar ciertos cambios, que se crearon cuando llegó al poder, debido a la “realidad económica adversa”. “No se ha engavetado ninguno de los temas de los que he hablado en los últimos tiempos”, dijo el presidente.
A lo largo de su mandato, Castro anunció la eliminación de “restricciones obsoletas” y este año permitió la adquisición de teléfonos celulares y equipos reproductores de DVD, así como el alojamiento de cubanos en hoteles, además de reconocer que el salario es “claramente insuficiente”.
En cada uno de los temas “se han ido instrumentando las medidas parciales que han permitido las circunstancias y se avanzará sin apresuramientos ni excesos de idealismo, según se disponga de los recursos y concluyan los estudios necesarios”, explicó el mandatario.

Tierras.
Castro aseguró que su gobierno avanzó en la entrega en usufructo de tierras estatales ociosas a campesinos, e insistió en la necesidad de “ir eliminando gratuidades indebidas y subsidios
excesivos”. También subrayó la conveniencia de “dar el verdadero valor al salario” y “cumplir con el principio socialista de que cada cual reciba según su trabajo”, y advirtió que seguirá adoptando medidas “hasta que trabajar constituya algo vital para todos”.
La situación económica de Cuba fue afectada este año por tres huracanes, que en conjunto causaron daños por un valor estimado en 10.000 millones de dólares, monto equivalente a 20 por ciento del producto bruto interno.
No obstante, Castro anunció la creación de la Contraloría General de la República, que asumirá las funciones que hoy tiene el Ministerio de Auditoría y Control pero tendrá además otras facultades. Asimismo, el parlamento aprobó por unanimidad la nueva Ley de Seguridad Social, que aumenta en cinco años la edad de jubilación -hasta los 65 años para los hombres y 60 para las mujeres- y, según el mandatario, “tiene en cuenta las realidades económicas y
demográficas del país”.

Aniversario.
La Asamblea dispuso también que 2009 se denominará Año del 50mo Aniversario del Triunfo de la Revolución, que se cumplirá el próximo 1 de enero, y dedicó un largo aplauso a Fidel Castro, quien lideró el movimiento rebelde de 1959 y se mantuvo al frente del gobierno de Cuba hasta hace dos años, cuando lo delegó en su hermano menor Raúl por razones de salud.
En el balcón de la alcaldía donde hace medio siglo Castro, entonces de 32 años, proclamó el triunfo contra el dictador Fulgencio Batista, hablará su hermano Raúl, según se prevé, en un acto en que se espera al presidente de Venezuela, Hugo Chávez. “Estamos preparados para resistir otro medio siglo”, sentenció en vísperas de la conmemoración Raúl Castro.
La fiesta llega en momentos en que el régimen encara el reto de garantizar su continuidad con un traspaso de mando de líderes históricos a jóvenes que no desate pugnas internas, en un clima internacional favorable, con apoyos en América Latina. (Télam y AFP-NA)