Reanudaron negociación por el Brexit

Europeos y británicos se lanzaron mutuamente la “pelota” de la responsabilidad sobre el avance de las negociaciones del Brexit, antes del inicio ayer de una crucial ronda que podría abrir la puerta a discutir un futuro acuerdo comercial entre ambos.
“No es exactamente un juego de pelota”, pero “la pelota está totalmente en el campo de Reino Unido”, afirmó el portavoz de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, en respuesta a unas declaraciones de la primera ministra británica, Theresa May.
La quinta ronda de negociación, que comenzó el lunes por la tarde, es decisiva en el calendario del Brexit, máxime cuando los europeos querían confirmar la próxima semana “progresos suficientes” en las discusiones para poder así empezar a discutir las futuras relaciones, como quiere Londres.
Pero el titular de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo recientemente que sólo un “milagro” antes de la cumbre de octubre podría lograr los avances necesarios en la cuestión financiera, en el futuro de la frontera en la isla de Irlanda y en la situación de los derechos de los ciudadanos tras el Brexit.
May, que enfrenta una rebelión en las filas de su Partido Conservador contra su liderazgo, aseguró ante el parlamento británico que “la pelota está en [el] campo [de los europeos]”, llamándolos a ser “flexibles”, tal y como había avanzado su oficina.
La ambición de Londres es crear “una nueva, profunda y especial colaboración entre un Reino Unido soberano y una UE fuerte y próspera”, según la mandataria británica. Sobre el futuro de Irlanda, “no aceptaremos infraestructuras materiales” marcando la frontera, agregó.
Contrariamente a la “buena dinámica” de la anterior ronda, las discusiones se reanudaron sin el tradicional encuentro entre el jefe de negociación británico, David Davis, y su par europeo, Michel Barnier.
Barnier recordó a principios de octubre ante la Eurocámara que “todavía” no habían alcanzado “los progresos suficientes para iniciar con confianza la segunda fase” que abordaría un “eventual período de transición” y la futura relación, incluido un acuerdo de libre comercio.