Recta final del juicio

ODEBRECHT COMPLICARIA A TEMER

Las delaciones de los ejecutivos de la empresa constructora Odebrecht sobre la corrupción en Petrobras pueden llegar a destituir al presidente Michel Temer: el instructor del juicio electoral que se realiza sobre las cuentas de campaña de 2014 defendió ayer incluir esos testimonios como prueba de irregularidades en la financiación electoral.
A menos de dos kilómetros del juicio, en el Palacio del Planalto (casa de gobierno), Temer levantó la apuesta mientras el Tribunal Superior Electoral (TSE) debatía su suerte y aseguró en un discurso que su gestión “continuará hasta el 31 de diciembre de 2018”.
El juicio que se le sigue a la fórmula Dilma Rousseff-Michel Temer por las cuentas de campaña de la elección victoriosa de 2014 entró en su fase final -el proceso fue extendido hasta el sábado- luego de que el instructor del caso, Herman Benjamin, defendiera incluir las recientes delaciones de Odebrecht en la Operación Lava Jato.
Esa posición fue resistida por el presidente del Tribunal Superior Electoral, Gilmar Mendes, quien ha sido un consejero jurídico informal de Temer en la residencia oficial y criticó la “onda condenatoria” en el país.
El gobierno y la ex presidenta Dilma Rousseff hacen cuentas: según la prensa local, la tendencia por la absolución ha ganado fuerza en las últimas horas. Incluso la radio CBN apostó por la no condena por 4 votos contra 3, en base a opinión de especialistas en derecho electoral.

Juicio histórico.
“Este es un juicio histórico”, dijo Mendes al abrir el miércoles la segunda sesión de trabajos, destinada a escuchar los argumentos del instructor del caso a favor de recolectar los testimonios de la Operación Lava Jato para indicar que el fraude en Petrobras tuvo vinculación con las donaciones electorales, tanto las legales como ilegales.
En medio de la sesión, criticó al Partido de los Trabajadores (PT) y respaldó el ajuste económico: “La corrupción demuestra que el Estado tiene que tener menos presencia en la economía, ya que no hay ni capitalismo de amigos, ni capitalismo, hay un Estado tomado por una clase política defectuosa”.
Según los analistas en derecho electoral, los posibles vicios del proceso (como incluir prueba ajena al inicio de la demanda) puede llevar a otros jueces a la absolución no por falta de elementos, sino por errores de procedimiento.
En tono indignado, el juez instructor Benjamin adhirió al viceprocurador Nicolao Dino de que hubo abuso de poder en la campaña de Rousseff, mientras que otros jueces reparaban que apenas las delaciones no son prueba, son sólo un comienzo. (Télam)