Refuerzan seguridad en Italia

Las autoridades italianas, que acaban de poner la base de Sigonella al servicio del operativo en curso contra el Estado Islámico (EI) en Libia, ampliaron el área de máxima seguridad en la Plaza de San Pedro, incluidos el Coliseo y los Museos Vaticanos, informó ayer la policía de Roma, en tanto el Ministerio de Justicia vinculó a los yihadistas con redes de contrabando de migrantes.
La medida ha sido aplicada también a las iglesias y otros objetivos religiosos en diferentes puntos de la ciudad, incluso en los barrios periféricos.
Lo mismo ocurrió alrededor del Coliseo y en la Vía del Corso, una calle muy comercial que parte por la mitad al casco histórico de Roma, que estará vigilada por patrullas de las fuerzas del orden y militares.
Se trata de cambios en el plan antiterrorista vigente en la capital italiana para reforzar la seguridad durante el período veraniego, informó la agencia de noticias ANSA.
También se reforzará la seguridad durante los diferentes eventos que cuentan con una masiva participación de público, como los conciertos. En tanto, el grupo vinculado al Estado Islámico, difundió un video de 35 minutos donde una voz en off amenaza atacar a Israel y conquistar Roma.
“Esto es sólo el comienzo”, afirma el grupo, y sigue: “Nuestros encuentros se realizarán en Roma y en Jerusalén. Judíos, espérennos, serán castigados severamente”.
Italia se comprometió el martes a poner la base militar de Sigonella y su espacio aéreo a disposición del operativo militar de los Estados Unidos, a pedido del gobierno libio de Trípoli.
La puesta en marcha de esta decisión, ya tomada durante una reunión en Washington el 21 de julio, se aceleró a partir de la proliferación de atentados reivindicados por el EI en todo el mundo, que ya costaron más de 500 víctimas fatales. (Télam)

Compartir