Refuerzan seguridad de Evo Morales ante amenaza de magnicidio

El ministro de Gobierno de Bolivia, Alfredo Rada, informó ayer que se reforzó la seguridad personal del presidente Evo Morales, ante un plan de magnicidio de la ultraderecha detectado por la inteligencia del país. El ministro explicó que el servicio de Inteligencia de Bolivia desactivó un plan de magnicidio contra el mandatario, que debía ejecutar en una concentración popular, hace un par de semanas, una persona de origen indígena “resentida por recientes acuerdos políticos del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) con grupos opositores al gobierno”.
“El lugar del atentado se escogería, ya sea en el occidente o en el centro del país, específicamente el Chapare, ya que es donde se producen concentraciones masivas que el presidente visita frecuentemente”, dijo Rada, citado por la agencia noticiosa alemana DPA.
El ministro precisó que el autor del magnicidio “se trataría de una persona de extracción popular o campesina, que a cambio de un pago monetario ejecutaría el plan; esto serviría para desorientar a los servicios de seguridad que tienen a su cargo el resguardo en sus distintas visitas donde tiene reuniones con mucha gente”. “Nuestra inteligencia descubrió el proyecto e informó al presidente, quien en las últimas horas ha comentado en público algunos elementos del complot”, agregó.
El gobierno de Bolivia recién ayer se pronunció en torno a la denuncia que hizo el domingo el mandatario venezolano, Hugo Chávez, respecto a un supuesto intento de magnicidio contra Morales. (Télam)