Renuncia el presidente del equipo de campaña de Trump

ENVUELTO EN UN ESCANDALO POR SUS LAZOS EN UCRANIA Y RUSIA

El presidente de la campaña de Donald Trump, Paul Manafort, envuelto en un escándalo por sus lazos en Ucrania y Rusia, renunció ayer a su cargo, anunció el candidato republicano a la Casa Blanca después de una remodelación de su equipo de campaña interpretada en parte como un intento de restar poder a Manafort.
“Esta mañana (ayer), Paul Manafort ofreció su dimisión de nuestra campaña, y la acepté”, explicó Trump a través de un comunicado enviado a los medios en el que agradeció a su ex jefe de campaña su “gran trabajo” en la campaña electoral, especialmente durante la Convención Nacional Republicana del mes pasado.

Modificación.
La renuncia se produce dos días después de que el polémico magnate modificara por segunda vez en dos meses su equipo de campaña, en un enroque que incorporó a Stephen Bannon, ex banquero de Goldman Sachs y presidente ejecutivo del sitio ultraconservador Breitbart Newsal, como jefe ejecutivo, y a Kellyanne Conway, encuestadora republicana de larga trayectoria, como directora del equipo.
Manafort seguía siendo presidente y estratega jefe de la campaña, aunque su figura había quedado desdibujada con la incorporación de Bannon y Conway en la jefatura de la campaña.
“Paul es un verdadero profesional y le deseo un gran éxito”, añadió Trump buscando poner paños fríos al hecho, en un breve comunicado, según informó la agencia de noticias DPA.

13 millones.
Días atrás, el diario The New York Times informó que la compañía de Manafort había recibido casi 13 millones de dólares procedentes de un partido pro ruso en Ucrania.
Según el periódico, Manafort nunca reveló su trabajo como agente de un partido extranjero, como lo requiere la ley estadounidense. Violar esta norma es considerado un delito grave que puede acarrear un máximo de cinco años de cárcel y una multa de 250.000 dólares.
En tanto, el equipo de campaña de Trump publicó ayer su primer anuncio televisivo para las elecciones generales con una crítica a las políticas de inmigración de su rival demócrata, Hillary Clinton, y una advertencia sobre el “amañado” sistema electoral estadounidense.
“En los Estados Unidos de Norteamérica de Hillary Clinton, el sistema permanece amañado contra los estadounidenses”, dice el narrador de la alocución, que se emitirá a partir de hoy en cuatro estados del país, Florida, Carolina del Norte, Pensilvania y Ohio.
“Los refugiados sirios nos inundan. Los inmigrantes ilegales condenados por la comisión de delitos pueden quedarse, se benefician de la Seguridad Social, cruzando la línea. Nuestra frontera está abierta, que es más de lo mismo, pero peor”, añade, según reportó ayer por la mañana la agencia de noticias EFE. (Télam)

Compartir