Renunció

LA PRIMERA VICTIMA DE LOS "PANAMA PAPERS" ES EL PRIMER MINISTRO ISLANDES

Los “Panamá Papers” dejaron ayer su primera víctima: el primer ministro islandés, que cedió a las presiones y dimitió por las revelaciones de que su esposa había colocado millones de dólares en un paraíso fiscal. Sigmundur David Gunnlaugsson renunció tras el escándalo, que llevó a miles de personas a protestar en las calles del pequeño país, una isla de 320.000 habitantes.
“El primer ministro dijo en una reunión de su grupo parlamentario que va a renunciar”, declaró a la televisión Sigurdur Ingi Johannsson, vicepresidente del partido y ministro de Agricultura, quien asumirá el gobierno.
Gunnlaugsson, de 41 años, se encontraba bajo presión después de que una Macroinvestigación periodística revelara la existencia de una empresa pantalla creada por su esposa, Anna Sigurlaug Palsdottir, en las Islas Vírgenes británicas en 2007 donde colocó millones de dólares.
El escándalo tocó una fibra muy sensible en Islandia, un país marcado por los excesos de los bancos en la década de 2000 que desembocaron en una crisis financiera tras el colapso de 2008, provocando un aumento del desempleo y fuertes movilizaciones. La oposición de izquierda había anunciado que presentaría una moción de censura.

Personalidades.
En tanto crecía la lista de personalidades mencionadas en la investigación realizada por más de un centenar de medios, que reveló el domingo que 140 responsables políticos o personalidades de primer plano a escala mundial habían colocado dinero en paraísos fiscales.
En los papeles figuran nombres de allegados de varios jefes de Estado, como el ruso Vladimir Putin, el chino Xi Jinping, el argentino Mauricio Macri, el mexicano Enrique Peña Nieto o el rey de Marruecos Mohamed VI. También aparecen nombres de deportistas famosos como Lionel Messi, o del recién nombrado presidente de la Fifa, Gianni Infantino, quien habría supuestamente vendido a un precio inferior al del mercado derechos televisivos. Este martes el jefe de gabinete del argentino Macri dijo que el presidente no tiene “nada que ocultar”.
“Hay una enorme tranquilidad porque no hay nada que ocultar”, sostuvo el jefe de gabinete, Marcos Peña, en una conferencia de prensa en la sede del gobierno.
Peña aseguró, en sintonía con lo que habían declarado el lunes el presidente y su padre, Franco Macri, que son sociedades “que no tienen capital, ni movimiento de plata, sin activos”.

No son ilegales.
Las sociedades offshore no son ilegales pero en casos de corrupción pueden servir para disimular en el extranjero beneficios adquiridos de manera ilegal.
Por su parte, los británicos BBC y The Guardian aseguran que una empresa norcoreana utilizada para financiar el programa nuclear de Pyongyang figura entre los clientes de Mossack Fonseca. Tras las revelaciones de la operación “Panama Papers” varios países abrieron investigaciones sobre blanqueo. (AFP-NA)