Renunció Napolitano

GRASSO ASUMIRA EN ITALIA

El presidente más longevo de Italia, el reconocido Giorgio Napolitano, renunció ayer a su cargo tras nueve años de ejercicio y una vida entregada a la política, en línea con lo adelantado el mes pasado, cuando justificó su inminente decisión en “las limitaciones y las dificultades” derivadas de su edad, 89 años.
Napolitano firmó la renuncia ayer, aunque ya se sabía de ésta, tras el anuncio del primer ministro, Matteo Renzi, ante el pleno del Parlamento Europeo durante su discurso de cierre de la presidencia de turno italiana de la Unión Europea.
El ahora presidente emérito explicó que tiene “ganas de volver a casa” y poder dedicarse a su familia.
La renuncia de Napolitano debió realizarse a través de tres cartas: una a Renzi, otra al presidente del Senado, Piero Grasso, y una tercera a la presidenta de la Cámara de los Diputados, Laura Boldrini.
Grasso será quien asuma las funciones de la presidencia de la República hasta que sea elegido el sucesor, cuyo nombre será sometido a una primera votación que se celebrará el 29 de enero.
Aún no se perfilan candidatos claros, afirmó a primera hora de la mañana Deborah Serracchiani, vicesecretaria del Partido Democrático, quien anticipó que el objetivo del gobierno es el de “alcanzar un acuerdo en la cuarta o quinta votación”.
Napolitano pasará a la historia por ser el primer presidente reelegido del país y, por tanto, el más longevo, pues sustituyó a Carlo Azeglio Ciampi el 10 de mayo de 2006 y fue reelecto el 20 de abril de 2013 después de que los partidos políticos fuesen incapaces de alcanzar el suficiente consenso para elegir un sucesor. (Télam)