Retirada de tropas en Afganistán

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció ayer el fin de la misión internacional en Afganistán para diciembre, tras 13 años de presencia militar en el país centroasiático, pero que considera mantener 9.800 soldados, siempre que firme un acuerdo bilateral con el gobierno afgano.
“Este es el año que se pondrá fin a la guerra más larga de Estados Unidos de una manera responsable”, aseguró Obama al realizar el anuncio sobre el nivel de tropas tras el fin de la misión de la OTAN, a la que Washington aporta ahora unos 32 mil soldados.
“Nuestra misión de combate terminará a finales de 2014 (…) mantendremos un papel de asesores, no vamos a volver a patrullar los valles, montañas, aldeas y ciudades de Afganistán, eso será tarea del pueblo afgano”, explicó el mandatario norteamericano desde la Casa Blanca, informó la agencia de noticias EFE.
Washington lideró la invasión a Afganistán tras los atentados del 11 de septiembre de 2001.
El país centroasiático estaba gobernado entonces por un régimen talibán, que escondía en su territorio a Osama Bin Laden, líder de la red Al Qaeda, responsable de los ataques a las Torres Gemelas en Nueva York, en los que murieron casi 3.000 civiles.
Obama recordó que, aunque la invasión a Afganistán se amplió a Irak y devino en un sangriento conflicto que se perpetró entre 2003-2011, “los Estados Unidos no buscaron esta lucha, fuimos allí- por necesidad, después de que nuestra nación fuera atacada por Al Qaeda”.
Agregó que estuvieron en Afganistán “más tiempo de lo que cualquiera hubiera esperado”. Según el presidente estadounidense, este es el momento de “pasar página” a más de una década de política exterior marcada por las guerras de Afganistán e Irak.

Retirada.
Las declaraciones de Obama ocurren un día antes de que el mandatario brinde un discurso sobre su política exterior en la academia militar de West Point.
Estados Unidos mantendrá, tras el fin de la misión de la OTAN en Afganistán -en la que participan 48 países con un total de 51 mil soldados- un rol centrado en dos misiones: entrenamiento de las Fuerzas Armadas afganas y operaciones de contraterrorismo.
No obstante, Obama destacó que para que la estrategia de retirada de Afganistán se realice, se deberá firmar lo antes posible un acuerdo bilateral estratégico con el gobierno que salga de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales afganas, que pondrán fin al mandato de Hamid Karzai.
El ballottage será protagonizado por el ex canciller Abdullah Abdullah y por el ex ministro de Finanzas Ashraf Gani Ahamdza y se celebrará el próximo 14 de junio.
Según este acuerdo, Estados Unidos reducirá para finales de 2015 a la mitad su presencia militar, hasta algo menos de 5.000 efectivos y solo en instalaciones militares en Kabul y en la base aérea de Bagram, al norte de la capital afgana.
Para finales de 2016 se completará la transición con el mantenimiento de solamente los efectivos militares necesarios para el trabajo requerido por la embajada estadounidense en Kabul, del mismo modo que ahora sucede en Irak, donde la retirada se completó a menos de tres años. (Télam)