Retiraron a tres diputados

VENEZUELA ACATO LA DECISION DEL TRIBUNAL SUPREMO

La conducción opositora de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral) de Venezuela acató ayer el fallo del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que ordenó la suspensión cautelar de tres legisladores electos por el estado Amazonas, por cuyas asunciones había sido declarada en desacato, y destrabó de ese modo la visita que el presidente Nicolás Maduro debe hacer el viernes próximo a la legislatura para brindar su rendición anual de cuentas.
El presidente del Legislativo, el opositor Henry Ramos Allup, explicó que, “en una actitud muy cívica y responsable”, los tres diputados por Amazonas “dirigieron una carta a la Asamblea Nacional ante la perspectiva de que el parlamento quedara trabado por una sentencia indescriptible”, en la que “anunciaron su desincorporación”.
Ramos Allup destacó “lo que hicieron los diputados para preservar la institución” y agregó que “a veces son necesarias las treguas para poder avanzar en el proceso político”.
“Al desincorporarnos queremos permitir que la Asamblea siga haciendo su trabajo”, afirmó Julio Ygarza, uno de los tres diputados opositores electos por Amazonas, y sostuvo que “el gobierno tiene intención de acabar con el parlamento y pretende desconocer más de siete millones de votos”.
Mientras el TSJ decide sobre la impugnación chavista de la elección de los legisladores por Amazonas -que incluye también a un diputado electo oficialista que, a diferencia de los tres opositores, no asumió su cargo-, la cantidad de bancas de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) opositora en la Asamblea se reduce de 112 a 109.
De ese modo, la MUD pierde temporariamente los dos tercios de las bancas totales (167), la más exigente de las mayorías calificadas requeridas por la Constitución para la aprobación de determinados tipos de leyes.

Chavismo.
La decisión de la oposición fue celebrada por el chavismo: “Hemos aplaudido esa actitud que vuelve a poner a esta Asamblea en el marco de la legalidad, de la constitucionalidad”, dijo el jefe de la bancada del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) gobernante, Héctor Rodríguez.
“Hemos obligado a los diputados de la MUD a hacer lo que legalmente correspondía y el país esperaba”, agregó Rodríguez.

Suspensión.
La suspensión provisional de los cuatro diputados electos por Amazonas, dispuesta por la Sala Electoral del TSJ el 30 de diciembre pasado, había sido desobedecida por la conducción opositora de la Asamblea, que el 6 de este mes hizo jurar a los tres legisladores opositores inhibidos.
Por ese motivo, la Sala Electoral emitió este lunes un fallo en el que ordenó la “desincorporación” de esos tres legisladores y declaró “nulos absolutamente” todos los actos de la Asamblea “mientras se mantenga la incorporación” de ellos.
La “desincorporación” de los tres diputados opositores por Amazonas permitió destrabar el conflicto generado en torno de la presencia del presidente Nicolás Maduro en la Asamblea, donde debe presentarse este viernes para brindar su rendición anual de cuentas.
El diputado Pedro Carreño, uno de los principales voceros del chavismo en el parlamento, había advertido que si la Asamblea permanecía en “desacato”, la Sala Constitucional del TSJ debería establecer “los procedimientos para el mensaje del presidente de la república”. (Télam)