Reunión en Montevideo

EL MERCOSUR BUSCA SALIR DE LA PARALISIS

Los coordinadores del Mercosur se reunirán ayer en Montevideo con la esperanza de destrabar el conflicto que puso al bloque sudamericano al borde de la parálisis ante la falta de un acuerdo en torno de su conducción política.
La reunión se llevará a cabo en momentos en que Venezuela se declara a cargo de la presidencia pro témpore del bloque, pero sin el acuerdo de sus socios y con la pública resistencia de la Argentina, Brasil y Paraguay, que acusan a Caracas de haber incumplido con los compromisos asumidos en los acuerdos de adhesión.
Uruguay dio por terminada su gestión en la presidencia del bloque a finales de agosto, sin que se mediara un acto formal de traspaso a Venezuela, que debía heredarla por orden alfabético.
Venezuela asumió el cargo de manera “automática” en un gesto no reconocido por la Argentina, Brasil y Paraguay, que consideran que la conducción está “vacante”.

Relaciones.
La puja se libró por momentos públicamente con declaraciones de alto tono político entre los socios, en una puja que derivó en el “congelamiento” de las relaciones entre Venezuela y Paraguay y en pedidos de aclaraciones y cita de embajadores entre Brasil y Uruguay, en este último caso en el marco de un entredicho que se dio por superado.
La Argentina propuso en su momento una conducción “colegiada” para los próximos seis meses, una idea que contó con el aval de Brasil y Paraguay, y que fue rechazada de plano por Venezuela, que advirtió que no permitirá que se le desplace de la presidencia.
También hubo propuestas para que la presidencia pase a manos de la Argentina (salteando el turno de Venezuela) o para que se extienda la gestión de Uruguay, algo que Montevideo se negó a analizar.
Brasil, incluso, llegó a advertir que el Mercosur está en condiciones de estudiar la aplicación de “medidas jurídicas” sobre Venezuela para sancionar los presuntos incumplimientos de Caracas.
Ayer, el canciller paraguayo, Eladio Loizaga, declaró que la reunión de coordinadores del dúia de hoy en Montevideo será “definitiva” y resolverá la “acefalía” en la presidencia del bloque. (Télam)