Inicio El Mundo Revés judicial contra Moro le da la razón Lula da Silva

Revés judicial contra Moro le da la razón Lula da Silva

EL EXJUEZ VIOLO EL DERECHO DE DEFENSA EN DECENAS DE CONDENAS

Luiz Inácio Lula da Silva obtuvo ayer una victoria en el Supremo Tribunal Federal donde fue aprobada la posibilidad de anular sentencias en la causa Lava Jato. La más alta Corte determinó anoche que el exjuez Sergio Moro violó el derecho de defensa en decenas de condenas, lo cual podría beneficiar al exmandatario preso en la Superintendencia de la Policía Federal Curitiba desde abril de 2018. Sin embargo todavía no quedó establecido como será aplicación concreta de la decisión.
Por seis votos a tres los magistrados establecieron que los «arrepentidos» no pueden formular sus denuncias luego de que el imputado presente su alegato final. «Está claro que el Supremo hoy le dio la razón a Lula, en todo juicio la defensa siempre habla por último y la acusación habla antes, y Moro no respetó ese rito universal para perjudicar a Lula», afirmó Paulo Pimenta, titular del bloque de diputados del Partido de los Trabajadores (PT).

Derrota severa.
La sesión se había iniciado el miércoles cuando el juez Edson Fachin, instructor de Lava Jato en el Supremo, realizó una extensa presentación refutando las tesis de los abogados del exmandatario. Luego de un cuarto intermedio el Plenario reanudó el debate ayer cuando militantes petistas se concentraron frente al palacio de Justicia.
El relativo optimismo observado entre los petistas, reunidos en la Plaza de los Tres Poderes, se fundaba en que el Supremo había sentado un precedente favorable en agosto al anular una condena contra el extitular del Banco do Brasil, Aldemir Bendine, precisamente porque en la primera instancia Moro lo obligó a presentar su defensa antes que se conozca la versión del delator.
Como se sabe, luego de las revelaciones publicadas en el sitio The Intercept, Moro y los fiscales presionaron a los arrepentidos y fraguaron pruebas a fin de condenar a Lula. Uno de los casos más conocidos es el del empresario Leo Pinheiro, de la constructora OAS, el principal acusador de Lula, quien para tener su pena acotada modificó varias veces su relato vació de pruebas.
Con resolución de ayer el Supremo propinó la derrota más severa que ya haya sufrido Moro desde 2014, cuando dio inicio el proceso que en su hora fue publicitado como un modelo de lucha contra la corrupción. El diputado Pimenta recomentó aguardar hasta el martes, en el reinicio de la sesión del Supremo «porque puede haber alguna maniobra de último momento para que el fallo no tenga efecto retroactivo y no se aplique a Lula».

«Preso político».
En Curitiba el líder petista recibió la visita del exjuez español Baltasar Garzón. «Voy a darle un abrazo, porque desde mi punto de vista él es un preso político», declaró durante una conversación telefónica antes de ingresar al reclusorio. Lava Jato «es un proceso lleno de medias verdades (..) es un ejemplo de lo que pasa cuando se judicializa la política, y los jueces, no estoy hablando de todos mis colegas brasileños, interfieren en la política «.
«Lula es víctima de una persecución que debe cesar cuanto antes (…) la causa está viciada con la intención de quitarlo de las elecciones del año pasado, en las que era el favorito, y esto claro que benefició a su adversario (Jair Bolsonaro)». Las informaciones aportadas por The Intercept sobre el complot judicial darán más peso a la denuncia presentada por los abogados de Lula ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, ponderó Garzón. (Página12.com)