Salvaron a 2.200 inmigrantes en el Mediterráneo

Más de 2.200 inmigrantes fueron rescatados ayer cuando se dirigían a bordo de 16 embarcaciones hacia la costa de Italia y durante las operaciones se localizaron los cadáveres de 10 personas, informó la Guardia Costera italiana.
Italia, puente natural entre África y Europa, recibe un elevado flujo migratorio procedente de las costas norafricanas, especialmente desde Libia.
Los guardacostas señalaron en un comunicado que el dispositivo de salvamento se articuló en 16 operaciones distintas, coordinadas desde su Central Operativa en Roma, embarcaciones del dispositivo europeo EuNavforMed y otros barcos de organizaciones humanitarias como la maltesa MOAS, Médicos Sin Fronteras (MSF) y Life Boat.
Los inmigrantes iban a bordo de 13 naves neumáticas, dos barcazas y una embarcación de mayor tamaño, informó la agencia de noticias DPA.
Esta oleada de inmigrantes hacia el continente europeo se salda con frecuencia con numerosas víctimas mortales. El pasado jueves dos supervivientes relataron a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) que, al menos, 239 inmigrantes habían desaparecido tras dos naufragios frente a las cosas libias.
Ayer el puerto de Trapani, en la isla de Sicilia, recibió los cuerpos sin vida de 12 inmigrantes recuperados en los últimos días, tres niños y nueve mujeres.

Ataque xenófobo.
Tres refugiados afganos resultaron heridos en Alemania en la tarde del viernes en un ataque xenófobo perpetrado en la localidad de Heidenau, en el este del país, informó ayer la Jefatura de Policía de Dresde.
Las víctimas son tres jóvenes de edades comprendidas entre los 17 y los 18 años que fueron inicialmente insultados por un grupo de unas 30 personas y finalmente agredidos.
Tras el ataque, las fuerzas de seguridad detuvieron a dos jóvenes de 18 y 20 años, a quienes se les imputa un delito de lesiones corporales de carácter grave, reportó la agencia de noticias alemana DPA.
No es la primera vez que en Heidenau se registran actos de carácter xenófobo o racistas.
En agosto de 2015, esta ciudad alemana saltó a las tapas de los diarios internacionales después de que centenares de neonazis bloquearan la entrada de micros que transportaban a refugiados hacia un albergue y atacaran el vehículo y a la policía con piedras y botellas.
El Ministerio del Interior alemán informó que durante los primeros 10 meses de este año se contabilizaron 1.803 agresiones a refugiados. (Télam)

Compartir