Sarkozy será candidato

ELECCIONES PRESIDENCIALES EN FRANCIA

El ex presidente conservador de Francia, Nicolas Sarkozy, investigado en varias causas de corrupción, oficializó ayer su candidatura a las elecciones de 2017, en una arriesgada apuesta que busca capitalizar el alto rechazo al gobierno socialista pero en la que enfrenta una difícil interna partidaria y a una creciente ultraderecha.
Su intención de presentarse era un secreto a voces, y quizás por eso Sarkozy, de 61 años, oficializó de manera inesperada su plan de reconquistar El Elíseo, donde gobernó entre 2007 y 2012, cuando intentó revalidar su cargo pero fue derrotado en segunda vuelta por el actual mandatario socialista Francois Hollande.
Hollande ha sido uno de los presidentes más impopulares de la historia reciente de Francia, y su gobierno ha enfrentado fuertes crisis y un gran descontento de las bases socialistas con ciertas políticas y proyectos, que consideran neoliberales y contrarios a ideales socialdemócratas, sobre todo una reforma laboral.

Montebourg.
El domingo, el socialista Arnaud Montebourg, ex ministro de Economía de Hollande, lanzó un desafío a su ex jefe al anunciar su candidatura a presidente para las elecciones de 2017, con un programa marcadamente a la izquierda de las políticas del actual gobierno.
Con el socialismo en crisis, y a través de su cuenta Twitter y Facebook, Sarkozy anunció, para mañana, la publicación de su nuevo libro, Todo por Francia (Tout pour la France) con la frase siguiente: “Este libro es el punto de partida”.
Lo acompaña una imagen de la publicación y un extracto del texto en la contraportada: “He decidido ser candidato a la elección presidencial de 2017. Francia exige que se le dé todo. He sentido que tenía la fuerza de llevar a cabo este combate en un momento tan atormentado de nuestra historia”.
Sarkozy disponía de plazo hasta el próximo jueves para presentarse como candidato a las primarias de su agrupación, que se celebrarán los próximos 20 y 27 de noviembre y cuentan de momento con otros 12 aspirantes. (Télam)

Compartir