Se tensa la relación

La relación entre Estados Unidos y China sufrió un nuevo golpe luego de que Washington acusara ayer a cinco militares chinos de realizar piratería informática contra empresas norteamericanas, acusación que Beijing respondió con la suspensión del diálogo bilateral en seguridad cibernética.
El fiscal general norteamericano, Eric Holder, informó que su país inició ayer el proceso criminal porque los cinco oficiales ingresaron en las computadoras de varias empresas estadounidenses y un sindicato, desde donde robaron secretos comerciales que provocaron graves daños económicos.

Delitos.
Los oficiales, todos miembros del Ejército Popular de Liberación de China, cometieron estos delitos entre los años 2006 y 2014, según explicó Holder, citado por la agencia de noticias EFE.
Se trata de la primera vez que Washington inicia un proceso penal contra miembros de otro gobierno por piratería informática, agregó el fiscal general.
Las compañías afectadas son US Steel, la mayor empresa de acero del país; Westinghouse, el mayor contratista de plantas nucleares estadounidenses; Alcoa, la mayor empresa estadounidense de aluminio; Allegheny Technologies, que provee a la industria del acero y Solarworld, fabricante de equipos de energía solar. También fue atacado el sindicato de trabajadores del acero, señaló Holder, quien agregó que las acusaciones son una señal de que “basta es basta” y de que su país no se permitirá que estas actividades ilegales “minen la competición justa en el mercado libre”.
La acusación no incluye casos de ciberespionaje militar, precisó por su parte el fiscal del distrito de Pensilvania, David Hickton, quien explicó que los casos que investigará la justicia estadounidense tras la denuncia se circunscriben al espionaje industrial y el robo de secretos comerciales.
La respuesta de Beijing no se hizo esperar, y el portavoz del Ministerio de relaciones Exteriores chino, Qin Gang, anunció en un comunicado que el gobierno chino suspende el diálogo con ese país en seguridad cibernética, anunció en un comunicado. (Télam)