Serían 50.000 muertos

Las autoridades chinas dijeron ayer que probablemente unas 50.000 personas murieron en el terremoto que azotó el sudeste del país mientras decae la esperanza de encontrar supervivientes.
"Los muertos se calculan en 50.000", informó la televisión estatal, que cita las últimas cifras publicadas por el Centro Nacional de Rescate y que superan ampliamente el anterior saldo. Se trata de la primera vez que el gobierno chino hace una estimación de la cifra de muertos, y ésta incluye a buena parte de las decenas de miles de personas sepultadas bajo los escombros, en lo que constituye una indicación de las pocas esperanzas de hallarlas con vida.
En medio de la tragedia, ocurren milagros, como atestigua la niña de 11 años rescatada con vida ayer jueves tras pasar 68 horas sepultada entre los escombros de una escuela en Yingxiu. (AFP-NA).