Siria aprobó acuerdo para un alto el fuego

TREGUA PROPUESTA POR EE.UU. Y RUSIA

El gobierno del presidente Bashar al Assad anunció ayer su aprobación del acuerdo para un alto el fuego en Siria, país que se encuentra inmerso en una guerra civil desde 2011, alcanzado por Estados Unidos y Rusia, mientras que la oposición se mostró ambigua y espera recibir más detalles del pacto para adoptar una postura definitiva.
“El acuerdo completo fue alcanzado con pleno conocimiento del gobierno sirio, que lo aprobó”, informó la agencia estatal siria Sana, citando lo que describe como fuentes bien informadas, pero sin identificarlas.
“Tendremos que esperar para ver si el régimen (Al Assad) y sus aliados rusos respetan realmente este alto el fuego”, afirmó, por su parte, Samir al Nashar, de la Coalición Nacional Siria opositora.
“No confiamos en el régimen porque ha violado con demasiada frecuencia otras promesas de tregua”, subrayó Al Nashar en declaraciones a la agencia de noticias alemana DPA.
En tanto, Basma Kodmani, una de las líderes de la oposición, manifestó ayer sus preocupaciones pero también sus esperanzas en que realmente se logre poner fin al conflicto.
El Alto Comité para las Negociaciones (HNC) -el grupo que representó a la oposición en las estancadas negociaciones de paz de Ginebra- contribuirá a la reorganización de los grupos de la oposición moderada y a su distanciamiento de los islamistas, aseguró.

Alto el fuego.
Tras más de 13 horas de conversaciones en Ginebra, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y el canciller ruso, Serguei Lavrov, presentaron en la medianoche del viernes sus planes sobre cómo imponer un alto el fuego en Siria a partir del lunes.

Ataques.
Sin embargo, las intenciones de paz quedaron ayer empañadas por nuevos ataques en el país: al menos 24 civiles murieron y otros 90 resultaron heridos en ataques aéreos contra la ciudad de Idlib, ubicada en el noroeste y en manos de los rebeldes opositores a Bashar al Assad, informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).
Los responsables del ataque fueron “aviones de combate no identificados por el momento”, según la ONG cercana a la oposición siria y cuya sede se encuentra en Londres.
La agencia de noticias turca Anadolu informó de 28 muertos citando a un representante de los grupos de defensa civil de la ciudad.
Según esa fuente, los ataques fueron perpetrados por decenas de aviones del gobierno sirio, que habría atacado varios lugares de la ciudad, entre ellos un mercado, incendiando negocios y viviendas.
También la Coalición Nacional Siria acusó al gobierno del ataque, que calificó de una “masacre”.
“Esta mascare llega sólo unas horas después del acuerdo de Ginebra, dejando al descubierto las verdaderas intenciones del régimen y su aliados”, señaló en un comunicado. (Télam)

Compartir