Siria se salvó de las sanciones

RUSIA, CHINA Y BOLIVIA VETARON UNA RESOLUCION DE LA ONU

Rusia y China vetaron en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas un proyecto que proponía imponer sanciones a Siria en represalia por el uso de armas químicas por parte del régimen del presidente Bashar al Assad.
Rusia, China y Bolivia vetaron ayer un proyecto de resolución de la ONU impulsado por Estados Unidos, Reino Unido y Francia para imponer sanciones a Siria por los ataques con armas químicas de 2014 y 2015.
La medida, que impone sanciones a once sirios y diez entidades, logró nueve votos a favor, pero China, Rusia y Bolivia se opusieron. Mientras que Kazajistán, Etiopía y Egipto se abstuvieron.
Para ser aprobadas, las resoluciones de la ONU requieren nueve votos a favor y ningún veto.
Esta es la séptima vez que Moscú veta una resolución para proteger a Damasco, su aliado.
China, otro miembro permanente del Consejo de Seguridad -también con derecho a veto- tomó la misma postura que Rusia en seis de esas ocasiones.
“La resolución es muy apropiada”, dijo la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, tras la votación. “Es un día triste para el Consejo de Seguridad cuando (algunos de) sus miembros comienza a excusar a otros Estados miembro que matan a su propio pueblo”, añadió. “Definitivamente el mundo es un lugar más peligroso”, enfatizó.
Unas horas antes de la votación, el presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió de que no iba a apoyar la iniciativa. Estimó que las sanciones eran “inapropiadas” y que no ayudarían “al proceso de negociaciones, sino que interferiría y erosionaría la confianza”.
La votación fue la primera gran reunión internacional de la nueva administración del presidente Donald Trump, quien dijo querer mejorar las relaciones con Rusia.

Punto compartido.
El embajador británico ante la ONU, Matthew Rycroft, dijo antes de la votación que los tres países que presentaron el borrador de resolución compartían el punto de vista de que los responsables de los ataques con armas químicas debían rendir cuentas.
El apoyo a la resolución constituiría “un mensaje fuerte y claro (…) de que la comunidad internacional considera que el uso de esas armas horrendas es un asunto serio”, comentó Rycroft.
“¿Cuánto tiempo más seguirá Rusia protegiendo y excusando al régimen sirio?”, había dicho Haley el viernes tras la reunión a puerta cerrada del Consejo para discutir el uso de armas químicas en Siria. “Ha fallecido gente sofocada hasta la muerte. Eso es bárbaro”, agregó.
El gobierno de Trump se unió con sus viejos aliados Francia y Reino Unido para enfrentarse a Rusia por su apoyo al régimen de Damasco.
“Nos complace que la nueva administración estadounidense haya confirmado que comparte enteramente nuestros puntos de vista sobre esto, de modo que estamos listos para avanzar”, dijo el embajador francés, Francois Delattre.
El gobierno sirio ha negado repetidamente que haya usado armas químicas en la guerra civil, que ha dejado más de 300.000 muertos desde marzo de 2011. (AFP)

Compartir